Angola elige hoy un sucesor para José Eduardo Dos Santos, en el poder desde hace 38 años

Isaias Samakuva, candidato a la presidencia de Angola por el principal partido de la oposición, UNITA . :: MARCO LONGARI/ afp/
Isaias Samakuva, candidato a la presidencia de Angola por el principal partido de la oposición, UNITA . :: MARCO LONGARI/ afp

El país está sumido en una grave crisis económica por la bajada de los precios del petróleo, su principal fuente de ingresos

R. C. LUANDA.

Angola acude hoy a las urnas para poner fin a 38 años de Gobierno de José Eduardo Dos Santos y elegir un sucesor capaz de gestionar un país notablemente lastrado por cerca de tres décadas de guerra civil y atrapado en una economía basada, casi exclusivamente, en el petróleo. El nuevo presidente afronta la difícil tarea de diversificar la fuente de ingresos públicos, reducir la dependencia de las importaciones, aumentar la producción doméstica, promover el empleo juvenil y luchar contra la corrupción, otro de sus mayores problemas.

Los cuatro partidos aspirantes prometen estas metas en sus respectivos programas electorales, pero quien más posibilidades tiene de intentarlo es el candidato del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), João Lourenço, actual ministro de Defensa, quien casi con certeza relevará en el sillón presidencial a su mentor, Dos Santos. La Unión Nacional para la Total Independencia de Angola (UNITA) y su líder, Isaias Samakuva, siguen siendo el principal adversario del régimen continuista, pero sus posibilidades son exiguas.

Los 9,7 millones de votantes registrados deberán decidir si confían en el nuevo rostro del MPLA para intentar virar el rumbo del país. Angola vivió casi tres décadas de guerra civil (1975-2002), que dejó 500.000 muertos. Desde 1975 está dirigido por José Eduardo dos Santos, que deberá pasar el testigo tras estas elecciones a las que no se presenta. La salud de 'Zedu', de 74 años, parece haber precipitado el momento de su retirada, que inicialmente había planeado para 2018. Estos últimos meses, sus estancias «privadas» en España alimentaron los rumores, hasta el punto de obligar a su entorno y a su familia a desmentir públicamente su muerte.

Figura controvertida, puede enorgullecerse de haber devuelto la paz a su país, pero no el bienestar económico. A la crisis derivada de la caída de los precios del petróleo se suman las acusaciones de corrupción contra el Gobierno. Dos Santos es criticado por haber dominado y explotado al Estado y la economía, en especial ofreciendo a su familia la dirección de numerosas empresas. El fondo soberano del país está dirigido por su hijo José Filomeno desde 2013. Y la compañía petrolera pública Sonangol y el BFA, principal banco del país, están en manos desde 2016 de su hija Isabel.

Fotos

Vídeos