El abogado de Trump pide aplazar el acceso de los fiscales a los documentos incautados por el FBI

Michael Cohen tenía la costumbre de grabar todas las conversaciones y los letrados del magnate temen que se desvelen datos comprometedores

R. C. NUEVA YORK.

Michael Cohen, el abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presentado una petición para acceder a los materiales de los que se ha incautado esta semana el FBI en una redada en su vivienda antes de que los fiscales puedan verlos. Los letrados que representan al mandatario han indicado que están «preocupados» por el uso de un equipo independiente de abogados federales para determinar qué información de los documentos puede ser desvelada. No en vano, según 'The Washington Post', Cohen tenía la costumbre de grabar todas las conversaciones.

Ante el riesgo de que salga a la luz información comprometedora, la defensa de Cohen ha reclamado que se nombre a una figura especial para revisar los archivos, lo que ha sido rechazado por la Fiscalía, según la cadena estadounidense CNBC. La vista prevista que debía celebrarse ayer fue aplazada por el juez y los fiscales han acordado no utilizar los materiales incautados hasta la próxima sesión, que tendrá lugar en la tarde del próximo lunes.

El FBI registró este lunes la vivienda y las oficinas de Cohen y se incautó archivos y documentos relacionados, entre otras cuestiones, con pagos a la actriz porno Stormy Daniels, con la que Trump tuvo un romance. La actuación enfureció al magnate, que denunció una «caza de brujas». Según desvelaron ayer fiscales federales en un documento presentado en un tribunal de Manhattan, Cohen ha estado bajo una investigación criminal desde hace meses por sus «propios negocios», en lugar de por su trabajo como abogado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos