Diario Sur

Londres reducirá la inmigración a 100.000 personas

La primera ministra británica, Theresa May, reiteró ayer su promesa de reducir el índice de inmigración neta anual a menos de 100.000 personas, en un momento en el que su Gobierno prepara el manifiesto con el que encarará las elecciones anticipadas de junio. Durante la visita a una empresa londinense, May informó de que se estudiará el nivel de inmigración sostenible para el país. La primera ministra aseguró que «salir de la Unión Europea permite controlar nuestras fronteras en relación con las personas procedentes de la UE, así como con aquellos que vienen de fuera de ella». Hace unos días, un alto cargo del Gobierno declaraba a ‘Sky News’ que «no se trata de poner números». El índice de inmigración en Reino Unido es tres veces superior al deseado por el Ejecutivo y con los datos de febrero se sitúa en torno a las 273.000 personas.