Diario Sur

Nueva York no ayudará a las deportaciones

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, expresó ayer a Donald Trump las «preocupaciones» de la ciudad por algunas de las medidas que ha propuesto, como la masiva deportación de millones de inmigrantes. «Esta ciudad y muchas ciudades más harán todo lo que puedan para proteger a sus residentes y asegurarnos de que las familias no sean separadas», afirmó De Blasio tras reunirse con el presidente electo.

Hace unos días, De Blasio afirmó que si es necesario la ciudad eliminará a fin de año la base de datos con nombres de indocumentados que han recibido una tarjeta de identificación municipal y que podría servir al Gobierno para identificar y deportar inmigrantes. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, también dejó claro su apoyo a los inmigrantes. «Si alguien siente que se encuentra bajo ataque quiero que sepan que el Estado de Nueva York es su refugio», dijo.