Diario Sur

La OTAN se suma a Trump y reclama a Europa que invierta más en Defensa

bruselas. Los ministros de Defensa de los 28 se reunieron ayer en Bruselas con la resaca de la reunión del día anterior, en la que compartieron mesa con sus colegas de Exteriores para sellar un compromiso más o menos nítido en favor de la futura Europa de la seguridad y la defensa que nacerá al calor de la victoria de Donald Trump. No lo hicieron solos. También estuvo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que tras defender la estrecha colaboración de la Alianza con la UE, aprovechó la ocasión para lanzar una puyita en favor de Trump y pedir a los Estados miembros europeos que inviertan más en defensa para alcanzar el simbólico 2% del PIB en 2024, como así lo acordaron los aliados en la cumbre de Gales de 2014 y como viene exigiéndolo históricamente Washington.

«Estoy absolutamente de acuerdo con él (Trump). Este ha sido mi mensaje desde que asumí el cargo como secretario general y seguiré trasladando un mensaje fuerte de la necesidad de más gasto en defensa en Europa para responder a un entorno de seguridad más desafiante», recalcó a su llegada al Consejo. Lo hizo, eso sí, antes de reconocer y felicitarse de que en 2015, después de muchos años de recortes, por fin se dio un ligero incremento del gasto.

Según el último balance publicado el pasado junio, sólo cinco de los 28 aliados alcanzaron el umbral del 2% en 2015: Estados Unidos (3,6%), Grecia (2,3%), Reino Unido (2,2%), Estonia (2,1%) y Polonia (2%). El furgón de cola vuelve a estar liderado por Luxemburgo (0,44%), Bélgica (0,85%) y España, que aunque creció respecto a 2014 el porcentaje final no sigue llegando ni al 1%. Pero el debate de ayer no era el gasto en la OTAN, sino el análisis de las relaciones entre la Alianza y la UE, que el pasado julio dieron un renovado impulso en la cumbre de Varsovia. La relación, aseguran fuentes de ambos lados, es «magnífica».