Diario Sur

Alemania prohíbe un grupo salafista relacionado con el EI por reclutar combatientes

Las autoridades alemanas dieron ayer un nuevo golpe al islamismo radical con la prohibición y la incautación de los bienes de la organización salafista 'La verdadera religión' (DWR), sospechosa de reclutar voluntarios para combatir con el Estado Islámico. Miles de policías participaron en el registro simultáneo de casi dos centenares de mezquitas, viviendas, oficinas y almacenes, principalmente en los Estados de Hamburgo, Renania del Norte-Westfalia y Hesse.

«Alemania es una democracia que sabe defenderse. No hay lugar en nuestra sociedad para islamistas radicales y dispuestos a la violencia», dijo el titular de Interior, Thomas de Maizière, cuya oficina dictó la prohibición del grupo dirigido por el alemán de origen palestino Ibrahim Abou Nagie, un «predicador del odio» para las autoridades germanas, quien, sin embargo, pudo escapar al cerco policial y cuyo paradero se desconoce.

El Ministerio del Interior, que ha trabajado durante un año junto a la Fiscalía de Colonia en el caso, calcula que 'La verdadera religión', una red fundada en 2005, cuenta con unos 500 activistas repartidos en unos 60 grupos, que buscaban adeptos con campañas como 'Leed', una iniciativa para repartir gratuitamente en la calle ejemplares del Corán en varios idiomas.