Diario Sur

Un agente de bolsa durante la sesión de ayer en Wall Street . :: Justin Lane / efe
Un agente de bolsa durante la sesión de ayer en Wall Street . :: Justin Lane / efe

Los mercados no temen a Trump

  • Las bolsas sorprenden al recibir el triunfo del republicano sin sobresaltos y con ligeras subidas

  • El Ibex fue la única gran plaza europea que cerró con pérdidas tras caer un 0,4% pese al empuje de Wall Street

Sorpresa tras sorpresa. A la inesperada victoria de Donald Trump en las elecciones de EE UU se sumó la insospechada calma con la que los mercados recibieron ayer ese triunfo. Los expertos habían especulado con un terremoto bursátil o un 'miércoles' negro en los parqués si el extrovertido y polémico multimillonario neoyorquino derrotaba a Hillary Clinton y lograba el apoyo mayoritario de los electores. Sin embargo, los inversores volvieron a mostrar su lado más pragmático, aparcaron sus miedos y Wall Street dio un recibimiento favorable a Trump, que también sirvió para apaciguar al resto de plazas, principalmente las europeas. Así, la Bolsa de Nueva York abrió la sesión con una subida del Dow Jones del 0,2% y fue consolidando ese crecimiento a lo largo de la jornada. Algo similar ocurrió con otros índices estadounidenses como el S&P 500 o el Nasdaq. Este inicio sosegado de Wall Street terminó de apaciguar a las bolsas europeas que ya habían encajado el golpe con retrocesos más suaves de los esperados y muy alejados del dramatismo que vivieron con el 'brexit' en junio. Y es que al final Trump no asustó a los inversores.

«Ante un evento que genera distorsión la reacción siempre es excesiva al inicio y los efectos después se mitigan», señala Javier Urones, analista de XTB, para explicar las caídas más pronunciadas de hasta el 5% de índices como el Ibex al inicio de la jornada. En su opinión, la posterior calma de los mercados se debió a que consideraron que el discurso de Trump se irá moderando. En este sentido, Urones destaca el mensaje más conciliador pronunciado por el político republicano tras su victoria. «Creo que habrá una diferencia entre el Trump candidato y el Trump presidente», sostiene este experto, que también augura una volatilidad en los mercados de «uno o dos días».

Así, en el caso de España el Ibex terminó con una ligera caída del 0,4% hasta los 8.901 puntos a pesar de haber transitado casi toda la jornada en cifras cercanas al -2,5%. Nada que ver con el pánico del 'brexit' que llevó al selectivo español a su peor sesión de la historia con un desplome del 12,35%. En cualquier caso, ayer el Ibex fue el único de los grandes índices europeos que acabó en números rojos.

La mayor caída fue para el BBVA con un desplome del 5,7% por su exposición en México, donde la incertidumbre por las relaciones con su vecino se han disparado por la victoria de Trump. El resto de entidades financieras lograron recuperar terreno y acabar en verde. Por su parte, firmas con importantes intereses en EE UU como ACS fueron recompensadas con incrementos del 5,22%. También Arcelormittal y Aceronix subieron un 10,46% y un 5,72%, respectivamente.

Ventajas para constructoras

«El mercado ha favorecido a los sectores que pueden beneficiarse en el futuro de las políticas de Trump», destaca Victoria Torre, analista de Self Bank. En ese sentido, la experta recuerda que el próximo presidente estadounidense ha prometido importantes inversiones en infraestructuras que ofrece nuevas oportunidades a las constructoras españolas como ACS o Ferrovial. A más largo plazo Torre cree que los bancos también saldrán beneficiados por la defensa de Trump de una rápida subida de tipos, aunque ve «probable» que la Reserva Federal opte de momento por no hacer cambios en la reunión de diciembre.

El mercado de deuda también respiró sin sobresaltos. La prima de riesgo española, que llegó a repuntar un 2% hasta los 112 puntos en la apertura, suavizó su subida a sólo medio punto y acabó en los 110 enteros. El bono a 10 años se elevó ligeramente hasta el 1,31%. Una vez más, la deuda alemana se convirtió en el valor refugio para momentos de incertidumbre y se situó en el 0,2%.

Las demás plazas europeas se tomaron el triunfo de Trump con menos vértigo que en España y lograron dar la vuelta a las caídas iniciales y acabaron en verde. Así, el Dax alemán subió un 1,6%. Una cifra similar al avance del 1,5% del CAC 40 francés. El Eurostoxx50 aumentó un 1,5% y la Bolsa de Londres, que curiosamente fue quien mejor encajó el 'brexit', se elevó un 1%.

Los mercados asiáticos fueron los primeros en reaccionar y los que más sufrieron. Así, la Bolsa de Tokio se hundió un 5,36%, aunque el retroceso es menor que el 7,92% registrado con el 'brexit'. Por su parte, el yen se revalorizó un 3% frente al dólar.