Diario Sur

Incertidumbre ante el futuro del pacto nuclear

El cambio en la Casa Blanca hace temblar los cimientos del acuerdo con Irán ya que Donald Trump ha repetido en campaña que se trata de un «desastre» que podría llevar al mundo a un «holocausto nuclear», incluso llegó a afirmar que su «prioridad» es desmantelar lo acordado por el equipo de Barack Obama. Estas fueron palabras dirigidas al lobby judío de EEUU y el futuro del acuerdo dependerá del grado real de influencia que este lobby e Israel tengan en su política exterior. El presidente iraní, Hasan Rohaní, recordó que el pacto no se «cerró con un solo país o un solo gobierno, sino que fue ratificado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y no puede cambiarse por decisión de un solo Gobierno». Pero la última palabra la tiene Trump, al que su vertiente de hombre de negocios puede ayudarle a equilibrar la balanza.

Desde Israel llegaron las felicitaciones del primer ministro, Benyamin Netanyahu, que llamó al ganador «auténtico amigo» del estado judío.