Diario Sur

Rusia critica a España por no permitirles entrar en Ceuta

moscú. Pocos días después de que barcos de la Armada rusa tuvieran que renunciar a hacer escala en Ceuta en su camino hacia las costas de Siria, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, ha criticado duramente la postura de la OTAN, sin llegar a citar explícitamente a España, por «equivocarse» acerca de quién es el «enemigo real». «Es ya hora de que nuestros colegas occidentales decidan contra quién luchan en realidad: contra los terroristas -en Siria- o contra Rusia», lanzó Shoigú durante su intervención en la reunión celebrada ayer con la cúpula de su Ministerio.

Según sus palabras, «nos sorprendió especialmente la postura de ciertos países que, bajo la presión de EE UU y la OTAN, anunciaron públicamente su negativa a permitir la entrada de nuestros barcos en sus puertos», en clara alusión a Ceuta. El titular de Defensa ruso lamentó que los países de la Alianza entiendan «de ese modo su contribución a la lucha contra el terrorismo internacional en Siria». «¿Quizás han olvidado a manos de quién murieron inocentes en los atentados de Bélgica, Francia, Egipto, Irak y otros países?», añadió y subrayó a continuación que «hay que actuar conjuntamente contra los yihadistas y no poner palos en las ruedas porque ellos se aprovecharán».

Shoigú dijo en su intervención que todos estos obstáculos causados por Washington y sus aliados «están posponiendo de forma indefinida el comienzo del proceso político y el retorno a la vida pacífica en Siria». Denunció también las «atrocidades» cometidas por los rebeldes sirios en Alepo, aunque manifestó que el presidente ruso, Vladímir Putin, mantiene su decisión de no bombardear la ciudad para «propiciar la evacuación de civiles y el reparto de ayuda humanitaria».