Diario Sur

Los chilenos dan un primer aviso a la coalición de Bachelet en las urnas

  • El triunfo de la alianza derechista en las municipales alienta la posible aspiración de Piñera a recuperar la presidencia del país

En una jornada electoral con alta abstención, la coalición progresista que gobierna Chile sufrió el domingo una derrota en elecciones municipales en las que se impuso la opositora alianza centroderechista. El resultado podría marcar una tendencia de cara a las presidenciales de 2017. Sobre un total de más de 14 millones de electores habilitados para votar, acudieron a las urnas 4,9 millones, menos de 35%. En 2012, cuando se estrenó el voto voluntario en elecciones municipales, votó el 43% del censo. El fenómeno de escasa participación plantea numerosos interrogantes a analistas y políticos, y reaviva el debate sobre la obligatoriedad del voto ciudadano. Preocupa, sobre todo, que el abstencionismo sea aún mayor en las próximas presidenciales.

En ese contexto, Chile Vamos, la alianza centroderechista liderada por el expresidente Sebastián Piñera, con el 38,4% de los votos, consiguió 144 alcaldes (23 más de los que tenía), y se alzó con ciudades emblemáticas y populosas como Santiago -capital del país-, Providencia, Ñuñoa y Maipú. En cambio, Nueva Mayoría, el colectivo que encabeza la presidenta Michelle Bachelet, obtuvo también 144 alcaldías (37% de los votos), pero se dejó arrebatar 27 de las que ocupaban. Entre los triunfos de otros partidos destacó la victoria del abogado izquierdista independiente Jorge Sharp, que sacó 54% de los votos en Valparaíso, ciudad puerto, sede del Congreso Nacional.

De los diez alcaldes más votados, nueve son de Chile Vamos, un resultado que representó un espaldarazo para Piñera. Cauto, el exmandatario, que celebró el domingo el triunfo de los suyos, advirtió de que en marzo anunciará si decide o no ser candidato a las elecciones de noviembre.

El triunfo en la capital fue el más festejado. Casi por sorpresa, el derechista Felipe Alessandri ganó la alcaldía de Santiago, en la que Carolina Tohá, luchaba por la reelección. Exministra de Bachelet, Tohá es del Partido por la Democracia (PPD), integrante de Nueva Mayoría. La misma noche de los comicios, la presidenta admitió «debilidades» en algunos ayuntamientos y reconoció que como coalición el oficialismo demostró «más división que unidad».