Diario Sur

EE UU deja la puerta abierta a un alto el fuego en Siria en los próximos días

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry. / Denis Balibouse (Reuters)
  • El ministro de Exteriores británico asegura que en la reunión se puso sobre la mesa una "larga lista ideas" para mantener la "presión" sobre Rusa e Irán, entre ellas "propuestas económicas"

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, afirmó tras reunirse en Londres con ministros de Exteriores europeos que mantiene las expectativas de acordar un alto el fuego en Siria esta semana.

"Hay trabajo que hacer en los próximos dos días que podría llevar, al menos así lo esperamos, a abrir las puertas de un alto el fuego, aunque va a ser duro", dijo Kerry en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson.

El jefe de la diplomacia británica señaló que en la reunión se puso sobre la mesa una "larga lista de ideas" para mantener la "presión" sobre Rusa e Irán en ese sentido, entre ellas "propuestas económicas".

Kerry dialogó en Londres con sus homólogos británico, francés, alemán e italiano tras reunirse ayer en Lausana (Suiza) con Rusia y con las principales potencias regionales involucradas en el conflicto sirio, sin alcanzar un acuerdo para detener la violencia en Alepo. "Tuvimos una discusión muy honesta con los rusos y los iraníes sobre cómo podemos exactamente llegar ahí", dijo sobre un alto el fuego el diplomático estadounidense, quien sostuvo que su misión es "agotar todas las posibilidades" para hallar una solución pacífica.

Al mismo tiempo, Kerry afirmó que los bombardeos que ha sufrido Alepo en las últimas semanas "solo pueden ser descritos como crímenes contra la humanidad" y acusó a Moscú de haberse inmiscuido en la guerra "con el único propósito de apoyar al régimen sirio" de Bachar al Asad, a pesar de que afirman que lo hacen "para luchar contra el terrorismo".

"El 80 % o el 85 % de sus bombardeos han sido contra la oposición moderada, no contra los extremistas", dijo el secretario de Estado, para quien es urgente "llegar a la mesa de negociaciones y buscar esa solución política que según ellos es la única forma de acabar con esta batalla". "Esto podría acabar mañana mismo, esta misma noche, si Rusia y el régimen de Al Asad aceptaran comportarse conforme a cualquier norma o estándar de decencia, pero han elegido no hacerlo", lamentó Kerry.

A pesar de que Johnson dijo esta semana que se están considerando "opciones militares" para poner fin a la violencia en Alepo, tanto el diplomático británico como el estadounidense descartaron hoy ese extremo. "No he visto un gran apetito en los países europeos para enviar a la gente a la guerra. No veo a los parlamentos de los países europeos listos para declarar una guerra", dijo Kerry. "Debemos asegurarnos de que no estamos encendiendo un fuego bajo una guerra aún mayor, que avive las confrontaciones sectarias en la región", afirmó.