Diario Sur

El joven somalí Dahir Adan. :: afp
El joven somalí Dahir Adan. :: afp

El agresor de Minnesota era un joven somalí

Al reiterar ayer su lucha contra el Estado Islámico (EI), el presidente de EE UU, Barack Obama, no se refería al presunto autor de los atentados de Chelsea, Ahmed Rahami. Hablaba de Dahir Adan, el joven de 22 años que el EI ha reclamado en las redes sociales como uno de sus «soldados». El sábado, a la hora a la que estallaba una bomba en Nueva York, el empleado de una firma de seguridad se adentró en un centro comercial de St. Cloud (Minnesota) cuchillo en mano y apuñaló a nueve personas. La policía de St. Cloud confirmó que el atacante preguntó a algunas de las víctimas si eran musulmanas antes de apuñalarlas y realizó «algunas referencias a Alá», antes de emprender los ataques.

La mayor tristeza la provocó entre la comunidad somalí, a la que él mismo pertenecía por vía materna. «Él no nos representa, el Estado Islámico tampoco representa al islam», dijo uno de sus líderes en un comunicado.

El jefe de policía local William Blair Anderson subrayó su consternación y les conminó a colaborar: «Quiero saberlo todo de este hombre, desde el día en que nació hasta el sábado pasado», demandó. Todos los heridos por Dahir Adan fueron trasladados al hospital de St. Cloud, donde permanecía ingresado solo uno de los afectados por su acción.