Diario Sur

El partido de Putin sale reforzado pese a la pérdida de votos

  • La actual gobernante Rusia Unida logra más del 44% de sufragios en los comicios más limpios y con menos participación de los últimos años

Las elecciones celebradas ayer en Rusia para renovar los 450 escaños de la Duma (Cámara Baja del Parlamento) han sido las menos concurridas desde que los rusos ejercen el derecho al voto. El índice de participación fue del 40,37%. En las legislativas de 2011 acudió el 50,4% de los electores y en 2007 el 63,7%. La participación ayer fue especialmente baja en las grandes capitales, en Moscú y San Petersburgo, en donde se situó en torno al 20%.

Esta circunstancia no ha impedido que, como se esperaba, la formación más votada fuera Rusia Unida, el partido creado la pasada década por el presidente Vladímir Putin, con un 44,5% de los sufragios, según un sondeo a pie de urna del instituto sociológico Vtsiom. El escrutinio parcial arrojaba ayer por la noche un resultado similar. En los comicios de 2011 logró el 49%, pero esta vez los sondeos preliminares habían vaticinado en torno al 41%, con lo que la caída del partido oficialista, con ser la peor cosechada jamás, no ha sido tan pronunciada como se creía.

El mismo sondeo de Vtsiom coloca en segundo lugar al Partido Liberal Democrático del ultranacionalista, Vladímir Yirinovski, con un 15,3% de los votos. El Partido Comunista, que desde la desintegración de la URSS siempre obtuvo el segundo puesto, cae al tercero con un 14,9%. La composición de la Duma va a quedar parecida a la saliente, ya que el cuarto partido que obtiene escaños es Rusia Justa, de orientación socialdemócrata y muy leal al Kremlin, que consigue el 8,1%.

Ningún otro partido tendrá presencia en la Cámara Baja, con lo que la verdadera oposición al régimen, los liberales de Yábloko y Parnas, el grupo que encabezó el asesinado Borís Nemtsov, continuarán siendo extraparlamentarios. Putin calificó anoche estos resultados de «buenos, teniendo en cuenta las actuales dificultades».