Diario Sur

Trump acapara de nuevo la atención al aclarar que sí cree que Obama nació en EE UU

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, recuperó ayer la atención de los medios tras alentar dudas sobre la nacionalidad del presidente Barack Obama, para luego asegurar que nació en Estados Unidos. «El presidente Barack Obama nació en Estados Unidos y punto. Ahora queremos volver a centrarnos en hacer EE UU más fuerte y grande de nuevo», añadió Trump, parafraseando su lema de campaña 'Make America Great Again' ('Hacer a EE UU grande de nuevo'). Trump, cuya relevancia como figura con ambiciones políticas nació en 2011 con la campaña que orquestó para forzar a la Casa Blanca a publicar el certificado de nacimiento del presidente, se felicitó ayer por ser él el que ha puesto punto y final a la polémica.

El surrealista episodio comenzó el jueves cuando el mismo Trump se negó a aclarar, en una entrevista con 'The Washington Post', si aún albergaba dudas sobre la nacionalidad de Obama, que nació en Hawái de madre estadounidense y padre keniano. Eso hizo que la atención de todos los medios y el debate de campaña se centrara ayer en el candidato republicano, quien realizó un acto con veteranos militares en el recién inaugurado Hotel Trump, muy cerca de la Casa Blanca.

Antes de que Trump zanjara la polémica, su rival demócrata, Hillary Clinton, y hasta el presidente Obama, que había convocado a la prensa a una reunión sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), tuvieron que reaccionar sobre un tema olvidado. Obama se mostró molesto por tener que referirse a algo que parecía enterrado desde 2011. «Estamos aquí para otras cosas», dijo, y confió en que la campaña por las elecciones del 8 de noviembre «refleje asuntos más serios». Trump volvió a dejar a la prensa boquiabierta y confusa al no lamentar haber puesto en duda la nacionalidad de Obama y asegurar seguidamente: «Hillary Clinton, en 2008, inició la controversia del certificado de nacimiento (de Obama) y yo le he puesto punto final». Según PolitiFact, una página web que corrobora las afirmaciones de los políticos, las dudas sobre la nacionalidad de Obama se originaron entre simpatizantes de Clinton en las primarias de 2008.No obstante, ni la campaña de Clinton ni la candidata llegaron a alentar entonces esa teoría, que fue retomada por facciones ultraconservadoras y en 2011 elevada a algo noticioso con la ayuda de Trump.