Diario Sur

Gritos de «golpista» a Temer en su primer acto público

  • El recién nombrado presidente brasileño es recibido con abucheos en su estreno durante el día de la fiesta nacional

Una semana después de asumir el cargo como reemplazo de la destituida Dilma Rousseff, el presidente de Brasil, Michel Temer, fue abucheado ayer en el desfile cívico por el Día de la Independencia. «Fuera Temer» y «golpista» fue lo que un grupo le gritó desde las gradas en el acto que se celebró en la Explanada de los Ministerios en Brasilia, donde hubo también silbidos, abucheos y algunos aplausos. El episodio ocurrió en la primera aparición del exvicepresidente de Dilma Rousseff, que asumió el miércoles 31, horas después del juicio político que condenó a Rousseff por presuntas maniobras para ocultar el déficit fiscal.

En los últimos años, los mandatarios brasileños asisten a este tradicional desfile luciendo la banda presidencial y se trasladan en un coche descapotable, pero Temer -acompañado por la primera dama, Marcela, y otras autoridades- evitó lucir los atributos del mando y optó por un vehículo cerrado. Además, poco antes del desfile, según algunos medios, el personal de seguridad confiscó una bandera con la palabra «golpe» que portaba un grupo de estudiantes a quienes advirtieron de que si protestaban contra el Gobierno, serían retirados, denunció el sitio de noticias UOL. Pero Presidencia negó que se hubiese emitido una orden en ese sentido.

Entretanto, las principales ciudades de Brasil celebraron el 'Grito de los excluidos', una manifestación para empujar la agenda de derechos sociales que se realiza cada 7 de septiembre desde hace 22 años y cuyas consignas se volcaron a cuestionar el 'impeachment': «Fuera Temer» y «Ni un derecho menos» fueron alguno de los reclamos. Las protestas se concentraron en Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Minas Gerais y otras ciudades del interior del país.

En Brasilia, frente al palacio de la Cancillería, la Policía reprimió con gas pimienta un tumulto entre activistas a favor y en contra del 'impeachment'. Protestas callejeras que se producen casi a diario desde la víspera de la destitución de Dilma Rousseff.