Diario Sur

Bruselas repartirá tarjetas con asignación mensual a un millón de refugiados en Turquía

Una familia de refugiados sirios a su entrada a Turquía.
Una familia de refugiados sirios a su entrada a Turquía. / Efe
  • Las familias más vulnerables recibirán una tarjeta de débito para que puedan cubrir sus necesidades básicas más urgentes

La Comisión Europea ha anunciado este jueves que repartirá un millón de tarjetas de débito entre las familias de refugiados más vulnerables instaladas en Turquía, a las que transferirá una asignación mensual para que puedan cubrir sus necesidades básicas más urgentes.

"Vigilaremos estrechamente el sistema para asegurar que cada euro se gasta de manera adecuada", ha asegurado el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, en una rueda de prensa en Bruselas en la que ha presentado el programa, dotado con 348 millones de euros.

El principio de entregar ayuda en efectivo directamente a los refugiados permite esquivar a los intermediarios, con lo que se logra "reducir costes" y "maximizar el alcance" de la ayuda a los más necesitados, ha añadido. También tendrá un efecto positivo en los mercados locales que acogen a los colectivos de refugiados, según el Ejecutivo comunitario.

La asignación a cada familia se decidirá en base a sus necesidades específicas y también teniendo en cuenta otros factores como si, por ejemplo, recibe otro tipo de asistencia social.

Bruselas -que ha diseñado este programa en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos, la Media Luna Roja y con las autoridades turcas- espera que las primeras transferencias se hagan "en octubre de este año".

"Es un programa único que protege la dignidad de los refugiados y les da capacidad financiera para enviar a sus hijos a la escuela y comprar las necesidades básicas para sostener sus familias", ha celebrado, por su parte, presidente de la Media Luna Roja, Kerem Kinik.

El objetivo es que se alcance el millón de personas adscritas al programa en el primer trimestre de 2017.

Fondos de la UE

El comisario ha subrayado que la Red de Cobertura Social de Emergencia (ESSN, por sus siglas en inglés) es el programa mejor dotado económicamente de los que ha promocionado la UE hasta ahora, y también que se trata de un plan innovador que se pone en práctica por primera vez.

Los fondos con que cuenta este instrumento procederán de los más de 3.000 millones prometidos por la Unión Europea a Ankara en el acuerdo sobre migración, sellado entre las partes el pasado año para frenar el paso de inmigrantes y refugiados a Grecia desde este país.

En el contexto actual de tensión entre los 28 y Ankara por la falta de avances en la liberalización de visados y tras el golpe de Estado fallido, el comisario ha advertido de que el programa se mantendrá "independientemente de la situación política".

"Es nuestra obligación moral ofrecer ayuda humanitaria a todos los refugiados y a toda la población vulnerable, en cualquier lugar en el que se encuentren", ha añadido.