Diario Sur

El 'brexit' moviliza a Escocia

  • El programa de gobierno de la ministra principal incluye un proyecto para un segundo referéndum

Un proyecto de ley para celebrar un segundo referéndum independentista en Escocia se incluye en el programa de gobierno anunciado ayer por la ministra principal, Nicola Sturgeon. La líder del Partido Nacional Escocés (SNP) gobierna en minoría desde mayo de 2015 -con 63 escaños en la Cámara de Holyrood frente a 65 en las bancadas de la oposición- pero sigue adelante con la polémica legislación con vistas a tramitarla con urgencia «si concluimos que la independencia es la mejor y única forma de proteger los intereses de Escocia».

Sturgeon prometió inversión pública en infraestructuras físicas y digitales, reformas adecuadas a los nuevos poderes en fiscalidad y Seguridad Social, además de más recursos en educación. Pero la decisión del electorado de Reino Unido de salir de la Unión Europea en contra de la voluntad del 62% de los que votaron en Escocia en el referéndum del 'Brexit' planea como una sombra en el plan legislativo del SNP, el tercero desde 2007.

La ministra principal afirmó que el resultado en favor del 'brexit' «ha creado mucha incertidumbre y ansiedad» y reiteró su compromiso de «hacer todo lo posible para conservar nuestro sitio en Europa». Indicó además que informará hoy a los diputados autonómicos del progreso en los planes del Ejecutivo de Edimburgo para «retener los beneficios de la pertenencia a la UE».

El Gobierno del SNP ha abierto canales de comunicación en Bruselas y podría formar un frente común con Sinn Fein y resto de partidos de Irlanda del Norte que, con excepción de los unionistas del DUP, se oponen a la ruptura con el bloque continental. A este entramado de relaciones se añadirán «centros de innovación e inversión» en Londres, Dublín y Bruselas.