Calma en la expedición malagueña en Turquía

El alcalde, en la ceremonia de la Unesco.
El alcalde, en la ceremonia de la Unesco. / SUR
  • El alcalde de Antequera se encontraba anoche en un hotel con otros miembros de la delegación malagueña que ha acudido a la proclamación de los Dólmenes de Antequera como Patrimonio de la Humanidad

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, se encontraba anoche con Elías Bendodo y otros miembros de la delegación de malagueña en el Hotel Bosforo junto al Palacio de Congresos o Centro de Convenciones donde se ha realizado al asamblea de la Unesco. Habían parado a tomar algo antes de volver a su hotel, el Moda, que se encontraba en la parte asiática de la ciudad. Barón atendía a este periódico desde su habitación del hotel, donde tuvo que reservar una habitación pues no pudieron ya volver a la otra parte de la ciudad una vez comenzaron los conflictos en las calles.

Preguntado por la situación, Manuel Barón indicó no notar de momento nada desde el interior del hotel, aunque a continuación dijo escuchar lo que parecían gritos como de una posible manifestación, aunque no lo pudo concretar. También lo que parecía el ruido de algún helicóptero. Sí pudo comprobar desde el hotel, según afirmó, cómo el puente sobre el Bósforo estaba cortado. "Veo luces rojas y que no se puede pasar", explicó. Junto a Barón y Bendodo se encuentran también Arturo Bernal, gerente del Patronato de Turismo, un teniente de alcalde y miembros de su equipo de prensa.