IU da por zanjado el 'caso boda' y evita una crisis de gobierno en Ronda

Álvaro Carreño se refirió ayer al 'caso boda'. :: v. melgar
/
Álvaro Carreño se refirió ayer al 'caso boda'. :: v. melgar

Un juzgado investiga si hubo falsedad documental en el cambio de fecha en un acta de matrimonio de la hija de un exedil, por lo que accedió a un contrato

VANESSA MELGAR RONDA

«Es un hecho proporcional a lo que ocurrió». Para el concejal de IU en el Ayuntamiento de Ronda, Álvaro Carreño, socio de gobierno del PSOE y el PA en la ciudad del Tajo, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza, la dimisión, este pasado verano, del edil, del PSOE, José María Jiménez, es suficiente en el llamado 'caso boda', en el que un juzgado rondeño investiga un presunto delito de falsedad documental por el cambio de fecha en un acta matrimonial de la hija de Jiménez, una modificación que, según publicó ABC, permitió a la joven acceder a un contrato temporal en el nuevo Hospital de la Serranía de Ronda y disfrutar de vacaciones en las que se fue de luna de miel a Nueva York.

El enlace tuvo lugar el pasado 17 de junio y en el citado documento se recoge que se celebró cuatro días más tarde. El acta fue firmada por la alcaldesa, que fue la encargada de oficiar la boda. La regidora, desde que saltó el caso, ha defendido su inocencia, insistiendo en que nunca ha hecho nada para beneficiar a nadie y se ha excusado a ella misma argumentando que no leyó el acta.

Recientemente, el ex edil, que públicamente eximió a Valdenebro de cualquier responsabilidad explicando que la decisión de modificar la fecha del acta fue una decisión familiar, ha declarado en el juzgado que Valdenebro estaba al tanto del cambio, una acusación que reiteró su hija, que también declaró. Ante esta situación, el socio de gobierno de Valdenebro ha dado por zanjado el caso boda, evitando así una crisis de gobierno. «Hemos hecho nuestra valoración cuando ha surgido el caso, que fue en verano, y hemos dado por zanjado el tema una vez que se ha asumido responsabilidad proporcional al caso. Es un caso de una irregularidad, que ya determinará la justicia en qué queda, pero, a priori con la dimisión del concejal dimos por zanjado el asunto y creímos que había sido una respuesta política proporcional a los hechos», explicó Carreño.

Éste precisó que, «según los estatutos y el código ético de IU, un cargo público de IU que esté investigado por un caso de corrupción está obligado a dimitir cuando se le abre juicio oral», por lo que expresó que «este es el código que nos aplicamos y no queremos ser ni más ni menos exigentes con los demás», dijo.

En el caso de que la alcaldesa sea llamada a declarar finalmente, tras las acusaciones de Jiménez y de su hija, Carreño expresó: «No cambia nada, si va a declarar y se le abre un juicio oral, entonces podríamos valorar lo que ha ocurrido», afirmó. Carreño, en su intervención, también quiso poner el ejemplo de Antonio Rodrigo Torrijos, en Sevilla: «Ha sido imputado en varios casos de corrupción urbanística y ha sido absuelto en todos, dimitió en su momento, era primer teniente de Alcalde en el Ayuntamiento de Sevilla y al paso de los años, hubo una campaña tremenda de acusaciones, y cuando ha sido absuelto, hay un silencio total», apostilló.

El responsable de las concejalías de Economía y Hacienda, entre otras, también arremetió contra la ex alcaldesa de Ronda del PP, María de la Paz Fernández, tras las peticiones para que el IU se pronuncie, por parte de los populares, ante el caso boda. «Estuvo imputada por un presunto delito de corrupción urbanística y ningún cargo de IU pidió su dimisión», reiteró.

Respecto al caso boda, tanto el PP como Podemos y Ciudadanos han pedido la dimisión de la alcaldesa. El otro socio de gobierno de la regidora, que accedió a la Alcaldía gracias a una moción de censura, contra el PP, en la que IU fue clave para formar gobierno, los andalucistas, también han cerrado filas en torno a Valdenebro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos