Una veintena de afectados por la sequía en dos manantiales de Ronda

El Ayuntamiento descarta problemas de abastecimiento, ya que se trata de dos nacimientos de agua no apta para el consumo

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ronda, Francisco Márquez, informó ayer sobre la sequía en los manantiales de Hidalga y Coca, una situación que, de momento, afecta a una veintena de personas que tienen sus viviendas en diseminados de la ciudad del Tajo. Márquez llamó a la calma y explicó que se trata de agua que está declarada no apta para el consumo y que «no habrá ningún problema de abastecimiento, ni de restricciones de agua potable en el término de Ronda, ya que el suministro está garantizado por la captación de Cañada de Puya».

«Algunos crecimientos desordenados desde el punto de vista del urbanismo provocan este tipo de situaciones... piscinas que consumen mucha agua, césped, huertos y también canalizaciones que se producen por privados que no tienen mucho control y no sabemos qué enganches ilegales hay... aparte de esto, cuando no llueve, no llueve y ahora lo que cabe es mirar al cielo y esperar», dijo Márquez que llamó en general a hacer un uso responsable de un bien escaso como es el agua. Del mismo modo, precisó que, hasta el momento, solo dos afectados han mostrado su malestar al quedarse sin agua y que en su mayoría, muchos disponen de otras vías de suministro como pozos propios.

El también responsable de la concejalía de Obras y Urbanismo subrayó que también la sequía se está dejando notar en la zona de la Yerbabuena, aunque sigue el suministro, y que se han arreglado problemas de fugas y averías en las pedanías de La Cimada y Los Prados, sin que el abastecimiento se haya visto afectado.

Márquez, finalmente, lamentó que se haya secado el pilar de Coca, en uno de los espacios emblemáticos de Ronda, e insistió en que Ronda «no va a tener problemas como es el caso de otros municipios donde ya se han planteado restricciones».

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos