Vecinos se oponen al cierre parcial al tráfico del Puente Nuevo sin una alternativa

Vecinos en el pleno del pasado lunes.  v. m. /
Vecinos en el pleno del pasado lunes. v. m.

El Ayuntamiento prohibirá la circulación por el monumento de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas, menos para La Ciudad

VANESSA MELGAR RONDA.

Alrededor de un centenar de vecinos mostraron su malestar en el pleno municipal del pasado lunes ante el anuncio por parte del Consistorio de cerrar parcialmente al tráfico el Puente Nuevo. Pidieron, una vez más, un vial alternativo de comunicación urbano, y criticaron premura en la ejecución de la medida. Los asistentes a la sesión no conocían entonces la regulación definitiva que el pasado jueves dio a conocer la edil de Tráfico, Francisca González: solo se podrá circular por el Puente de 10.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas, con excepción de los residentes en La Ciudad y los usuarios del Conservatorio y el colegio Las Esclavas, aunque en estos dos últimos casos, con limitaciones.

Ante esto, el portavoz de la plataforma ciudadana que se opone el corte, Martín Guerrero, dijo que se han presentado alrededor de 5.000 firmas en el Ayuntamiento, en el registro de entrada de documentos, el viernes por la mañana, apoyos que este ente ha recogido, tanto en Change.org como de forma presencial, mediante hojas en distintos puntos de la ciudad. Igualmente, la plataforma ha explicado que se está trabajando en la convocatoria de una manifestación, ya que considera que esta medida aislará a la zona sur de la ciudad.

«¿Por qué tanta bulla por cerrar el Puente? Creo que es un capricho del equipo de gobierno», dijo un vecino en el pleno; mientras que otro, de La Planilla, instó a los políticos a «escuchar la voz del pueblo». «Puede ser el mejor momento para darle voz al pueblo», insistió. En este foro se propuso realizar una votación popular. «En otras ciudades se han puesto en marcha alternativas antes», afirmó Guerrero.

Desde la oposición, la edil de APR, Josefa Valle, apuntó: «Han editado un folleto sobre la estrategia de movilidad y en él no dice nada de cortar el Puente. Han empezado la casa por el tejado. APR propuso, por ejemplo, descongestionar primero el tráfico en el conjunto histórico con el traslado de edificios», mantuvo.

Antonio Arenas, como portavoz del PP, también intervino en la misma línea: «Dejen de gobernar de espaldas a los ciudadanos» y pidió al tripartito que abandone las «posturas unidireccionales».

«El Puente no está hecho para soportar el tráfico que soporta», aseguró la regidora, Teresa Valdenebro. Anunció la puesta en marcha de un nuevo servicio de autobús urbano, desde La Planilla y desde el Barrio al centro, mientras que el edil de Obras, Francisco Márquez, dijo que se estudiará el proyecto de un vial alternativo, aunque no es partidario de éste, ya que considera que la circunvalación constituye la alternativa y que los trayectos de una y de otra variarían en muy poco tiempo, en minutos.

Con pegatinas

La concejala de Tráfico explicó que la medida del Puente Nuevo sobre el Tajo se enmarca en una estrategia de movilidad sostenible para el conjunto histórico del municipio que busca disminuir el flujo que soporta a diario el monumento, con 230 años, y, por tanto, protegerlo. Los residentes en La Ciudad contarán con una autorización especial (que inicialmente también se contemplaba para el barrio de San Francisco) y, aunque con limitaciones, dispondrán de ella los usuarios del Conservatorio y del colegio Las Esclavas.

Por los márgenes derecho e izquierdo de la calle Armiñán solo podrán circular los vehículos de los residentes en La Ciudad; y a la plaza Duquesa de Parcent, donde se sitúa el Ayuntamiento, solo se podrá acceder por la Cuesta de las Imágenes y aparcar en el Castillo.

Sobre la aplicación de la medida, se llevará a cabo cuando terminen las obras de mejora del saneamiento en el Puente, por lo que éste está actualmente cerrado al tráfico. La Policía Local controlará, con un sistema de reconocimiento de matrículas y mediante pegatinas, que expedirá el Ayuntamiento, el paso de vehículos, sancionando la infracción como si se tratase de circulación en sentido contrario. La velocidad máxima permitida será de 20 kilómetros por hora, como ya se aprobó, y tendrá total preferencia el peatón en el espacio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos