Vecinos se encierran en la delegación de la Junta para pedir mejoras en carreteras

V. MELGAR

Vecinos de distintos puntos de la provincia se encerraron ayer en la delegación de la Junta de Andalucía en Málaga para exigir al Gobierno andaluz mejoras en las carreteras de la provincia y denunciar así su mal estado, según informó Alejandro Serrato, arriateño y coordinador del equipo provincial de Podemos en Málaga que participó en esta acción: «Es inconcebible que en algunas partes de la provincia llevemos décadas reclamando unas carreteras dignas y la respuesta de la administración siempre sea no hacer nada», dijo.

El colectivo logró reunirse con el delegado de la Junta y el delegado territorial de la Consejería de Fomento para trasladarles sus reivindicaciones. A su juicio, es necesario construir una autovía entre Ronda y Málaga y retomar y finalizar las obras de la variante de Arriate que llevan paralizadas varios años. Igualmente, se pidió la mejora de los tramos más peligrosos de la carretera entre Ronda y San Pedro de Alcántara y la A-374, que une la ciudad del Tajo con la autovía que conduce a Sevilla.

Respecto al Valle del Guadalhorce, se puso el acento en el mal estado de las A-7054, entre Pizarra y la Estación de Cártama; la A-7059, entre Cártama y Coín; la A-7078, entre Álora y Carratraca; y la A-343, entre Álora, Valle de Abdalajís y Antequera. La peligrosidad de la carretera A-357, que une Málaga con Campillos, por el número de accidentes que registra, se puso de la misma manera sobre la mesa.

El colectivo anunció que continuará con sus reivindicaciones y que pretenden reunirse igualmente con responsables de la Diputación y de la Subdelegación del Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos