Vecinos defienden el corte de tráfico en el Puente Nuevo de Ronda

Impulsan un colectivo que apoya la nueva regulación en favor de la movilidad sostenible en el conjunto histórico

V. MELGAR

Un grupo de empresarios, y vecinos en general, ha impulsado un grupo de trabajo a favor de la nueva regulación de tráfico que el Ayuntamiento de Ronda ha implantado en el conjunto histórico, concretamente, en la calle Armiñán y el Puente Nuevo, conforme a una estrategia de movilidad sostenible que se ha diseñado y que contempla más acciones. El colectivo, que se denomina 'Colectivo ciudad Ronda movilidad', según indicó uno de sus representantes, David Barrera, considera que «cualquier escenario de desarrollo al que se puede enfrentar Ronda pasa porque el Puente Nuevo no tenga esa presión de tráfico que tiene actualmente».

Cabe recordar que desde finales de enero está prohibido circular por el citado monumento, todos los días, de 10.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas, excepto para los residentes en La Ciudad, zona considerada el núcleo duro del conjunto histórico de Ronda, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde los años sesenta. La medida ha generado gran polémica en el municipio y ha motivado el nacimiento de la 'Plataforma de afectados por el corte del Puente', constituida principalmente por vecinos del barrio de San Francisco y de la Planilla. Éstos argumentan que están a favor de la protección del Puente pero demandan que antes se construya un vial alternativo de comunicación, urbano, ya que el corte supone, según han explicado en numerosas ocasiones, el aislamiento de la zona sur de Ronda. Esta plataforma ha organizado dos manifestaciones, con 1.500 y 3.000 personas y 3.000 y 6.000 personas, según las estimaciones del ente y de la policía, respectivamente. En la actualidad, la Plataforma ha propuesto suspender este corte de tráfico y tratar de alcanzar un gran pacto social por la movilidad.

Propuestas

El 'Colectivo ciudad Ronda movilidad' descarta realizar acciones como manifestaciones. Sí propone fomentar el uso del servicio de transporte urbano, adecuar sus horarios y mejorar la información en las paradas sobre sus itinerarios; mejorar la señalización; y habilitar zonas para aparcar bicicletas, entre otras, como aumentar la superficie peatonal en el municipio. Ha mantenido reuniones con el Ayuntamiento, con el PP, en la oposición, y con la empresa de transporte urbano, entre otros.

«Todos tenemos que aprender a movernos si no queremos que se colapse la ciudad. Si hay una parte de la ciudad (refiriéndose al barrio de San Francisco) que tiene que reorganizarse, vamos a ponérselo fácil», explicó Barrera, en relación a que es necesario valorar cómo está funcionando el corte parcial al tráfico en el Puente y la calle Armiñán. «No queremos que se suspenda esta medida», dijo, ya que consideraría que sería un paso atrás.

Por último, Barrera, que indicó que el grupo de trabajo cuenta ya con más de cien personas, hizo un llamamiento a cualquier persona que quiera adherirse al mismo o colaborar con él, lo que se puede hacer mediante el correo electrónico rondamovilidad@gmail.com.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos