Triduo a la Virgen del Rosario

María Santísima del Rosario durante sus cultos.  a. o./
María Santísima del Rosario durante sus cultos. a. o.

La corporación del Domingo de Ramos celebra la festividad de su titular mariana y expone a la Virgen en devoto besamanos

A. OJEDA RONDA.

Gran actividad la que se ha dado estos días en la Hermandad del Prendimiento, que ha estado centrada en la realización de los cultos en honor a la Virgen del Rosario, cuya onomástica se celebró este pasado 7 de octubre. Con tal motivo, la hermandad del Domingo de Ramos llevó a cabo un triduo que se celebró los días 5, 6 y 7 de octubre, a las 19.00 horas, en la iglesia de San Cristóbal.

Uno de los grandes atractivos que cada vez más están adquiriendo este tipo de cultos son los montajes de altares efímeros con los que los grupos de albacería y priostía dan rienda suelta a la imaginación para dejar al público cofrade boquiabierto. En esta ocasión, la hermandad se decantó por un altar escalado en alturas y teniendo como punto central a la Virgen. Tras ella, dos varas de palio con una tela plegada roja de fondo y coronadas con la bambalina delantera que luce la Señora en el paso procesional. A los lados, la imagen estuvo flanqueada por dos candelabros de plata en tamaño medio que ya tenía la hermandad, mientras que a los pies se ubicaron los dos grandes candelabros de cola que la corporación estrenó este pasado Domingo de Ramos tras comprárselo a una cofradía de Cádiz. Rodeando todo el montaje, sendos centros de flores en color blanco.

Uno de los días más esperados por los hermanos fue el pasado domingo día 8 de octubre, cuando a partir de las 09.30 horas la hermandad ofició la función principal de instituto. Posteriormente y hasta las 20.00 horas, la dolorosa quedó expuesta en devoto besamanos para la veneración de los fieles que quisieron acercarse. Hay que destacar que mientras los días anteriores la Virgen se ubicó en el centro del altar efímero que la hermandad instaló en San Cristóbal, el último día la bajaron para estar más próxima a los fieles. En cuanto a la indumentaria, también hubo sorpresas. Durante el triduo, la dolorosa lució pecherín crudo, saya bordada en blanco y manto blanco plata; sin embargo, durante su besamanos lució el manto de salida azul pavo real rematado por la corona plateada. La imagen también lució en su pecho un broche con forma de ancla que fue regalado por la Hermandad de la Columna, con la que comparte sede canónica y con la que guarda una muy estrecha relación.

Música para el palio

Aunque aún quedan unos meses para la próxima Semana Santa 2018, ya se van conociendo algunos detalles del próximo Domingo de Ramos. Así, coincidiendo con estos cultos a la Señora del Rosario, la hermandad procedió ante el altar de la Virgen a la firma del contrato musical que unirá un año más a la cofradía con la Banda Municipal de Música Aureliano del Real de Ronda para que acompañe al palio de la dolorosa en la próxima estación de penitencia. La firma de dicho contrato fue suscrita por el hermano mayor del Prendimiento, Salvador Morales Suárez, y el presidente de la banda, Daniel Mateos Barea.

Fotos

Vídeos