El tren turístico de Antequera se lleva por delante una escalera sobre la que trabajaba un operario

EUROPA PRESS

«Algo resbaladizo en la bajada de la cuesta» obligó a irse contra la acera al conductor «para evitar males mayores»

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Las cuestas están causando problemas al tren turístico de Antequera, ya sea por las dificultades al girar en las esquinas o por el susto de ayer cuando un fallo en un vagón llevó al conductor a maniobrar para evitar un accidente mayor y arrolló una escalera donde había un trabajador que tuvo que sujetarse como pudo a un balcón.

Según José Miguel Carrasco, conductor del tren, se deslizó la parte de atrás del vehículo, «por algo resbaladizo en la bajada de la cuesta y al frenar y para evitar males mayores, lo he pegado a la acera para que no haya ningún tipo de accidente, pero se ha doblado el eje trasero del segundo vagón», lo que llevó a chocar con una escalera donde un operario estaba trabajando en la red de cableado de la Cuesta Caldereros, por lo que tras impactar se tuvo que agarrar a un balcón. «Afortunadamente no llevaba gente en el interior de los vagones en ese momento» y todo quedó en un susto, ya que los reflejos del conductor y del técnico de telefonía evitaron una desgracia.

Fotos

Vídeos