La importancia del ‘nombre sentido’

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha sido el último en aprobar esta medida que favorece la igualdad.
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha sido el último en aprobar esta medida que favorece la igualdad. / I.G.

Los ayuntamientos ponen en marcha iniciativas para que las personas trans puedan usar su nuevo nombre

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Alhaurín de la Torre ha sido el municipio más reciente en aprobarlo, pero no el último. Los principales ayuntamientos de la provincia han decidido dar un paso adelante en pro de la igualdad de derechos y han puesto en marcha mociones muy similares en las que se permite que las personas transexuales o transgénero puedan utilizar su ‘nombre sentido’ en los trámites que dependan de la administración pública.

Noticias relacionadas

Desde 2007, la ley permite el cambio de nombre de uso legal que figure en el Registro Civil cuando dicha inscripción no se corresponde con la verdadera identidad de género de la persona que lo solicita con el objeto de que no resulte discordante con el sexo reclamado. Sin embargo, el margen de tiempo requerido para que sea efectivo dicho cambio, que según fuentes consultadas está generalmente motivado por la tardanza de la certificación médica requerida legalmente para ello, provoca que durante el tiempo en que la persona ya está en tratamiento, pero aún no puede acceder al cambio legal de nombre, se dé una paradoja entre su apariencia física y el uso común de su nombre.

También se están poniendo en marcha planes municipales contra la discriminación del colectivo LGTBI

A partir de esta premisa, la Federación Arco Iris ha ido hablando, uno a uno, con los concejales de Derechos Sociales –o de la oposición, como en el caso de Alhaurín– de los ayuntamientos para introducir una propuesta que podría ‘aliviar’ esta cuestión. Así, además, se sigue el criterio del Estatuto de Andalucía, que asegura que con el objetivo de favorecer una mejor integración y evitar situaciones de sufrimiento por exposición pública o discriminación, la Comunidad Autónoma de Andalucía «proveerá a toda persona que lo solicite de las acreditaciones acordes a su identidad de género manifestada que sean necesarias para el acceso a sus servicios administrativos y de toda índole».

En concreto, pueden ser considerados procedimientos y actividades tales como el acceso a los servicios vía web municipal, en los diversos tipos de carnet que se conceden por los ayuntamientos para el disfrute de diferentes servicios municipales (carnet de mayores, carnet de biblioteca...), en los listados de procesos selectivos, de bolsas de trabajo y, en general, en aquella documentación de exposición pública, como listados de personas de talleres, campamentos, actividades deportivas, cursos, seminarios, calificaciones de procesos selectivos o censos electorales para elecciones sindicales, y un largo etcétera.

Normalización

Esta iniciativa, además, permite varias cuestiones que explican claramente desde la Federación. «De esta forma se asegura, amplía y normaliza la protección y ejercicio de los derechos de las personas transexuales y transgénero en el ámbito del término municipal», sostienen, al tiempo que se convierte en un «aliciente» para que se fomente la participación y representación de este colectivo en los órganos de participación ciudadana de las instituciones locales.

Así, señalan que con este procedimiento, los ayuntamientos dan un paso más hacia la igualdad efectiva e impulsan, por tanto, «políticas tendentes a garantizar el ejercicio del derecho reconocido en el art. 35 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, en el que se reconoce el derecho de a que se respete su orientación sexual y su identidad de género».

Ha sido precisamente Arco Iris quienes, en esta legislatura, han decidido focalizar su actividad en la presión política local para conseguir avances. En el presente mandato los principales ayuntamientos también están aprobando planes municipales llamados ‘Contra la homofobia y la transfobia por los Derechos Humanos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales’, en los que se establecen 15 medidas a través de diferentes áreas de gobierno, contando con el apoyo y asesoramiento de la propia Federación Arco Iris para llevarlas a cabo. En muchos de estos municipios ya se han iniciado algunas de las medidas, como la formación contra la discriminación a la Policía Municipal; organización de actos institucionales en torno al 17 de mayo y el 28 de junio (días contra la homofobia y por los derechos LGTBI); la difusión de campañas informativas (de la que el Rincón de la Victoria fue el primer municipio en utilizar las marquesinas públicas para fomentar el respeto a las personas LGTBI); o los puntos de información LGTBI.

Málaga, Mijas, Alhaurín de la Torre o Rincón de la Victoria son algunas de las localidad en las que tanto los cambios de nombre como los planes se han puesto en marcha. Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Nerja o Vélez-Málaga aprobarán mociones en los próximos meses.

En esta información han colaborado : Eugenio Cabezas y Agustín Peláez

Fotos

Vídeos