Los trabajadores de las prisiones de Alhaurín y Archidona secundan el paro nacional convocado por los sindicatos

Paro en la prisión de Alhaurín de la Torre./
Paro en la prisión de Alhaurín de la Torre.

Muestran su solidaridad con varios representantes sindicales heridos en una manifestación autorizada en el centro penitenciario de Morón

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La mayoría de los trabajadores de las prisiones de Málaga (Alhaurín de la Torre y Archidona) han secundado en la mañana de este martes un paro convocado a nivel nacional por los sindicatos del sector. Se trata de un acto de repulsa contra unos incidentes ocurridos en los últimos días en los que varios miembros sindicales resultaron heridos tras una carga policial en el centro penitenciario de Morón durante una manifestación por la mejora de las condiciones laborales.

Según ha explicado el delegado de Acaip (sindicato mayoritario del sector en España) en Málaga a SUR, Francisco Macero, el paro ha sido secundado por gran parte de las plantillas e incluso ha reunido a trabajadores que no estaban de servicio pero han querido sumarse a la causa. Además, según explica, la concentración no ha sido autorizada por las autoridades penitenciaras, algo «bastante raro» ya que «nunca ha habido problemas con este tipo de actuaciones», señala el delegado: «Muchas veces lo hemos hecho para solidarizarnos con la Policía Nacional y la Guardia Civil, incluso después de atentados y nunca nos lo han prohibido».

Paro en la prisión de Archidona.
Paro en la prisión de Archidona.

Pese al veto, los trabajadores han dejado sus puestos durante escasos minutos, a partir de las 12.00 horas, y han portado pancartas de apoyo a los compañeros heridos bajo el lema «todos somos Dani» (uno de los más graves, que podría perder un ojo fruto de las lesiones).

Los funcionarios de prisiones llevan meses reivindicando mejoras en sus condiciones laborales y en los medios con los que cuentan para ejercer su trabajo. Según Acaip, convocante de los paros junto a CGT, la situación de los funcionarios es muy complicada y la mayoría se siente «abandonado» por las autoridades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos