Teba vuelve a la normalidad tras quedarse sin Internet por tres rayos

Todavía se están evaluando los daños materiales, aunque las principales incidencias se han resuelto

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Tres explosiones sobresaltaron a los vecinos de Teba la madrugada del pasado sábado. En concreto, una de ellas despertó «a todo el pueblo», según Mayte Díaz, responsable de Patrimonio del Ayuntamiento del municipio. Fueron tres rayos que impactaron directamente en el Castillo de la Estrella, ubicado en el punto más alto de la localidad, donde están ubicados numerosos repetidores de televisión e Internet. Las explosiones afectaron a las instalaciones, así como a parte del tendido eléctrico. Desde entonces, una cantidad indeterminada de vecinos se quedó sin conexión a la red y sin a penas ningún canal disponible en sus pantallas.

El alcalde de Teba, Cristóbal Corral, explica a este periódico que «en torno al 90% de la población» tiene contratados los servicios de Internet con iTebaTv, una empresa local que vio cómo su sistema colapsaba tras la subida de tensión. Lo mismo ocurrió con las señales de televisión, tanto locales como nacionales, ya que casi todos los repetidores están ubicados en la zona por su situación estratégica.

Los sensores de movimiento de la alarma se activaron con el impacto

«La antena quedó fulminada», explica el regidor, después de haber vivido un fin de semana frenético en el que todas las partes implicadas han trabajado sin descanso hasta conseguir volver a la normalidad. La conexión a la red ha vuelto en casi todos los casos, así como las señales de televisión, aunque de forma menos generalizada. Más allá de las telecomunicaciones, el monumento en sí también se vio afectado por la descarga, El Castillo de la Estrella, una fortaleza de finales del siglo XII, uno de los principales valores arquitectónicos de la zona, sufrió varios daños, principalmente en el camino de acceso y en el interior, ya que uno de los rayos cayó en la torre del homenaje, por donde pasa parte del cableado del edificio y su centro de interpretación.

Según explica la responsable del enclave, Mayte Díaz, la fuerza del impacto levantó varias arquetas, además del transformador de luz y las torres de televisión. «No sabemos si el rayo entró de rebote o por el propio cableado», comenta Díaz, aunque lo cierto es que el sistema eléctrico del complejo está fuera de servicio.

«La empresa de la alarma me llamó a las cinco de la mañana diciendo que el sistema había detectado movimiento en el interior del recinto». No había nadie dentro, pero los sensores percibieron el impacto del rayo como tal. «La chica dijo que por las cámaras no se veía nada», explica. «Está todo lleno de polvo» a causa de la sacudida, añade.

Desde el Ayuntamiento todavía no pueden cifrar los daños de los rayos. Además, gran parte de los afectados son empresas privadas. Sin embargo, el regidor cifra las reparaciones municipales en varios miles de euros, rozando la decena.

Temas

Teba

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos