Suspenden el servicio de recogida de podas por el «mal uso» para otros vertidos

FERNANDO TORRES

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre decidió en el último Pleno Municipal suspender el servicio de recogida de podas. La medida se tomó en consecuencia del «mal uso de las instalaciones por parte de varias personas y empresas de fuera del municipio, que utilizaban los puntos de recogida para depositar todo tipo de residuos», apuntaron a SUR fuentes del Consistorio. Esta situación suponía «un daño a las comunidades de vecinos», ya que el Ayuntamiento se ha visto «desbordado por tener que gestionar la basura de una población mucho mayor que la prevista».

A mediados del mes pasado, el área de Medio Ambiente pedía a los vecinos el «buen uso» de las zonas para restos vegetales, denunciando que «frecuentemente se arroja cualquier tipo de residuo, desde basura orgánica a electrodomésticos, escombros, o, incluso, residuos tóxicos o peligrosos. A veces se depositan directamente en el suelo». Al mismo tiempo anunciaban la creación de una campaña informativa con la que advertir de las sanciones por depositar residuos inapropiados en los contenedores, que pueden llegar hasta los 600 euros.

De momento, y hasta que el equipo de Gobierno establezca un nuevo sistema, los vecinos podrán depositar los restos de las podas en los puntos limpios de la localidad. La decisión ha sido criticada por el grupo municipal Alhaurín Despierta, que emitió ayer un comunicado asegurando que el servicio se ha retirado «porque se utiliza mucho», a la vez que proponía la volver a hacer municipal la recogida de basuras, declaraciones que el equipo de Gobierno cataloga de «falacias», ya que el servicio es «totalmente municipal, y sólo se contrata a una empresa externa cuando los servicios operativos no dan a basto, como se hace en cientos de municipios».

Fotos

Vídeos