Susana Díaz exige a De la Torre que deje de confrontar con el metro al Civil y cumpla lo firmado en 2013

Díaz, durante la visita al Museo de Belenes de Mollina, acompañada del alcalde, Eugenio Sevillano, y el promotor, Antonio Díaz. /Salvador Salas
Díaz, durante la visita al Museo de Belenes de Mollina, acompañada del alcalde, Eugenio Sevillano, y el promotor, Antonio Díaz. / Salvador Salas

La presidenta de la Junta subraya que están en condiciones de hacer el suburbano en superficie y el Ayuntamiento recuerda que la obra está vinculada al consenso vecinal

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El metro es la gran apuesta inversora de la Junta de Andalucía en Málaga para 2018. Una infraestructura que encara el próximo año sin que se haya resuelto qué pasará con la línea en superficie desde El Corte Inglés hasta el Hospital Civil. La Consejería de Fomento ya tiene vía libre para sacar a concurso las obras, pero de momento sigue sin dar el paso debido a la oposición frontal del Ayuntamiento al tranvía en esta zona. A este respecto, la presidenta andaluza, Susana Díaz, exigió ayer al alcalde de la capital, Francisco de la Torre, que deje de confrontar con este proyecto y cumpla lo firmado en 2013, cuando ambas administraciones suscribieron un acuerdo para ejecutar el metro en superficie. Por su parte, el Consistorio volvió a recordar este miércoles que ese compromiso está vinculado al consenso vecinal y que actualmente una parte de los residentes está en contra del metro en superficie.

Antes de la inauguración del Museo de Belenes de la Fundación Díaz Caballero en Mollina y a preguntas de este periódico sobre si en 2018 la Junta va a sacar a concurso las obras de este tramo del suburbano, Díaz subrayó que el gobierno autonómico está en condiciones de cumplir lo firmado con el Consistorio en 2013 para llevar el metro en superficie al Civil y para ello exigió a De la Torre que sea «sensato y deje de confrontar con la Junta y de buscar la tensión permanente con otras administraciones para justificar su posición».

«La hoja de ruta de la Junta es cumplir nuestros compromisos y lo que espero es que el Ayuntamiento facilite las cosas para que esos compromisos sean viables. No entendería que ‘donde dije digo ahora digo Diego’ porque ahora no le gusta lo que firmó ya que entonces lo que busca es confrontar, subir la tensión y poner en un brete una infraestructura de transporte sostenible que está siendo ejemplar», afirmó la jefa del gobierno andaluz.

Una posición que no entiende

Susana Díaz recordó que una de sus primeras visitas a una capital tras ser elegida presidenta de la Junta para reunirse con un alcalde fue a Málaga hace cuatro años y que de aquel encuentro ambos salieron «mostrando la satisfacción» por el acuerdo para llevar el metro al Civil en superficie. Por ello, dijo no entender la posición de ahora de Francisco de la Torre: «Espero que cuanto antes cumpla él también el compromiso que adoptamos conjuntamente en 2013». Díaz subrayó que los ciudadanos «lo que merecen y necesitan es un metro útil que les dé servicio para llegar a las instalaciones que en esos momentos más lo necesitan», en referencia a la zona del Hospital Civil. Desde la Casona del Parque el alcalde no quiso pronunciarse –se espera que lo haga hoy en una rueda de prensa–, y fuentes municipales consultadas reiteraron que la ejecución del metro en esas barriadas está vinculada a que haya un consenso vecinal que por el momento no se da.

Y para ello, las fuentes remitieron a las declaraciones de Susana Díaz tras la reunión con Francisco de la Torre el 27 de septiembre de 2013 en la capital –donde desbloquearon la llegada del metro al Centro y su prolongación hacia el Civil– y en las que la presidenta de la Junta señaló que «es fundamental que en el nuevo trazado haya un consenso vecinal, que los ciudadanos y las ciudadanas de esa zona se sientan implicados en el proyecto que el Gobierno de la Junta de Andalucía y que el Ayuntamiento quiere llevar a cabo allí» y en las que abogó por que fuera «un trazado útil, rentable y que responda a las demandas y necesidades de esa zona».

A principios de diciembre, el consejo de gobierno aprobó el trámite de Adecuación Urbanística, con el que se dio continuidad a la declaración de Interés Metropolitano del metro de Málaga –aprobado en mayo–; así como a la redacción del proyecto, con un presupuesto inicial de 41 millones y un plazo de 24 meses. Con ello, la Consejería de Fomento agotó la tramitación administrativa y encara la recta final para el inicio de las obras (concurso, adjudicación y comienzo). Sin embargo, la pelota está en el tejado municipal ya que debe dar los permisos para que esta obra se pueda ejecutar o no.

Más...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos