Senegal y Coín, un vínculo solidario

Andrés Peña y Pap Aly, junto a uno de los beneficiarios de Luna Nueva. /SUR
Andrés Peña y Pap Aly, junto a uno de los beneficiarios de Luna Nueva. / SUR

El donativo por participar es de ocho euros e incluye una camiseta de recuerdo y transporte de vuelta al municipio al final del recorrido La Fundación Luna Nueva organiza una nueva caminata para recaudar fondos

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Todo empezó con una carrera. El senegalés Pap Aly participó en la Vuelta Pedestre de Coín en el año 2006, y se forjó un vínculo entre su país natal y el municipio de la comarca del Guadalhorce que desde entonces permite una serie de actividades de apoyo a la infancia y la docencia. La voluntad de Aly, junto con Juan Jiménez Frías y Andrés Peña hizo que naciera la fundación solidaria Luna Nueva, enfocada a crear proyectos de apoyo en algunas de las localidades más empobrecidas de Senegal. Hoy, a las diez de la mañana tendrá lugar la décima caminata solidaria de Coín, un paseo familiar hacia un municipio cercano (en este caso a Alozaina) para recaudar fondos y concienciar sobre la importancia del apoyo entre pueblos.

Según apunta Peña, actual vicepresidente de la fundación, el donativo para participar hoy es de ocho euros, que se destinarán para varios proyectos en Senegal, además de incluir una camiseta conmemorativa y el transporte de regreso a Coín. «Caminamos bajo la consigna 'pueblos vecinos, pueblos amigos'», comenta, recordando la importancia de que las comarcas trabajen juntas por ayudar al prójimo.

La idea de esta caminata solidaria surgió como vía de financiación, aunque no es la mayor fuente de ingresos de la asociación (normalmente participan entre 100 y 150 personas). Sin embargo, es una actividad muy visible con la que consiguen llevar su mensaje a las calles de los dos municipios. Además, la marcha les permite establecer lazos con los pueblos vecinos, que tradicionalmente colaboran en la aportación de recursos para las diversas actuaciones de la fundación en Senegal. «Muchos años hemos recibido gran cantidad de material, incluso cerramientos para los colegios, de municipios como Guaro, Alhaurín el Grande... aunque con la crisis la cuantía de las donaciones ha bajado un poco», señala.

Cada año que se celebra la caminata, Pap Aly viaja de Senegal a Coín para marchar hacia el destino que se haya fijado. Su participación es la muestra de que el vínculo entre el municipio y el país africano sigue fuerte y activo, comenta Peña.

Entre los proyectos de Luna Nueva, destacan el envío regular de contenedores cargados de material. «Algunos años hemos conseguido llevar hasta una ambulancia», añade Peña, orgulloso. Él ha viajado en numerosas ocasiones a la zona de actuación del colectivo, ya que hacen un «riguroso seguimiento» de los fondos que se destinan a la docencia y la infancia: «Nos gusta aplicar lo que recaudamos por nosotros mismos, no queremos enviarlo sin más, nuestra supervisión es importante».

Luna Nueva mantiene un sistema de becas educativas a través del cual costean la formación de los alumnos de varias escuelas senegalesas: «Con 50 euros conseguimos que un chico o una chica estudie durante un curso completo». Cada tres meses, los profesores envían la cartilla de notas para comprobar que el proceso sigue su curso gracias a un vínculo solidario que hace que Coín y Senegal estén mucho más cerca de lo que dicen los mapas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos