«El Santo Entierro no se plantea la sustitución del Cristo Yacente»

Miguel Becerra, hermano mayor del Santo Entierro de Ronda.  V. M./
Miguel Becerra, hermano mayor del Santo Entierro de Ronda. V. M.

Miguel BecerraHermano mayor de la Hermandad del Santo Entierro

ALEXIS OJEDA RONDA.

Tras más de 16 años en la junta de gobierno de la Hermandad del Santo Entierro, el rondeño Miguel Becerra, popularmente conocido como Miguel Lorca, dio un paso al frente el pasado mes de julio para convertirse en el nuevo hermano mayor de la hermandad oficial de la ciudad de Ronda.

Con algunos nervios, responsabilidad y sobre todo mucha ilusión, Becerra afronta los cuatro años de mandato queriendo ofrecer lo mejor de sí mismo y prestando especial atención al patrimonio humano de la cofradía, es decir, sus hermanos, a los que considera fundamentales para el desarrollo del día a día de la cofradía por encima de cualquier patrimonio material

-Ha pasado años vinculado con la hermandad, pero es ahora cuando ha dado ese paso al frente como hermano mayor. ¿Cómo han ido estos primeros meses en el cargo?

«Somos una cofradía que no sólo tenemos el apoyo de nuestro barrio, sino de toda Ronda»

-Son muchos años vinculados a la cofradía por tradición familiar. Además, en su día Manolo Pérez confió en mí para formar parte de la junta, y, entre unos mandatos y otros, he estado 16 años trabajando juntos. Y cuando decidí presentarme a hermano mayor sentí el apoyo unánime de todos ellos. Estos meses los he vivido con un cierto nerviosismo, como te digo, porque no quería defraudar a nadie o mucho menos a mi familia, tan vinculada al barrio de San Francisco, desde donde venimos nosotros. Por otro lado, también lo he vivido con mucha ilusión. Es una hermandad que funciona muy bien y que esperemos que siga igual. Yo voy a tratar de hacerlo lo mejor posible.

-Sois una de las hermandades más castigadas por las inclemencias meteorológicas. ¿Cómo se viven tantos años consecutivos de lluvia un Viernes Santo?

-Eso es una realidad. Hasta el punto de que ha habido algunos hermanos mayores que no han podido salir a la calle en ningún año de su mandato. Es algo que tenemos ahí y como Viernes Santo que es, se trata de un día penoso que hasta al tiempo le da por llorar. Cuando a uno le toca no queda más que llevarlo con resignación. Decir como anécdota que hace unos días firmamos contrato musical con la Banda de las Golondrinas de Vélez-Málaga y nos decían que cuando las golondrinas salen a la calle es porque no va a haber lluvia. Es un refrán que ellos tienen, así que este año que nos van a acompañar esperemos que sea un día glorioso.

-Sois una cofradía muy arropada por vuestro barrio.

-La verdad es que sí. Tenemos mucho apoyo del barrio de San Francisco, que es donde nos encontramos y donde realizamos la mayor parte de los actos, pero es un apoyo que yo extendería a toda Ronda. Ante cualquier cosa que hacemos, siempre estamos respaldados y es cierto que la colaboración del barrio es especial. También colaboran empresas rondeñas, de la Serranía, y hasta de fuera siempre están pendientes de lo que nos haga falta. Así que sí, estamos muy arraigados a su barrio y a la iglesia del Espíritu Santo, pero es una hermandad en la que colabora todo el mundo.

-Este año se vuelve a poner en marcha el curso de bordado. ¿Cómo se presenta esta nueva edición?

-Es un curso que era muy demandado, especialmente por las mujeres, y que está funcionando perfectamente. Las piezas bordadas del catafalco han sido realizadas allí y ya este año se presenta completo. También estamos valorando nuevos proyectos aunque aún lo estamos discutiendo. La gente está muy ilusionada en aprender porque son esos todavía, aprendices, pero se están desenvolviendo muy bien y eso también es gracias a Lala, la encargada del curso. Por otro lado, estamos fomentando en la hermandad todo lo relacionado con el operativo humano. Todos los jueves un grupo de señoras participarán en la elaboración de túnicas. Asimismo, queremos abrir las puertas de la hermandad para que todos los hermanos y vecinos sean partícipes de su día a día durante todo el año y no solo en Semana Santa. Queremos hacer un banco del tiempo y prestar especial atención a nuestros mayores acompañándolos por ejemplo al médico o cualquier otra circunstancia. Queremos hacer hermandad y fomentar la labor humana.

-¿Qué importancia tiene la juventud cofrade en vuestra hermandad?

-Yo creo que es primordial y tiene la importancia que pienso que deberían tener en todas las hermandades. Hay que cuidarlos porque son el futuro de cada una de las corporaciones. Si no cuidamos el bien humano de las hermandades, para qué queremos el bien material. Nuestros jóvenes vienen empujando muy fuerte y esperemos que cojan experiencia en estos próximos cuatro años. Se nota que vienen con mucha iniciativa y muchas ganas.

-Fuera de la Semana Santa sois una corporación que también hace muchos eventos.

-Sí, tenemos actividades durante todo el año. No solo hay trabajo en Cuaresma. Participamos con una taberna en Ronda Romántica, en la Feria de San Francisco, rifas, fiestas en los colegios y fiesta ibicenca en el verano... o este sábado 28 que, junto a la Asociación de Vecinos del Barrio de San Francisco, tendremos a partir de las 18.30 horas en la Alameda de San Francisco un tostón gratuito de castañas con anís, cafés y buñuelos. Todo ha sido donado por hermanos y voluntarios y es un acto al que está invitado todo el pueblo de Ronda. Todas estas actividades se enmarcan en las labores de caridad, ya no solo para sufragar los gastos de la hermandad, sino para disponer de esa bolsa de caridad con la que atender otras necesidades.

-¿Qué proyectos se plantea la nueva junta de gobierno?

-Nuestro principal proyecto es el humano, como hemos comentado anteriormente, pero sí es verdad que hay cosas en mente. Ya que tuvimos la construcción de una gran casa de hermandad, ahora queremos seguir acondicionándola por dentro con vitrinas en las que se puedan exponer los enseres. Y otras cosas que vayan surgiendo. Los proyectos más gordos ya vendrán más adelante.

-Tras la restauración de las dos imágenes marianas y la adquisición del Cristo Resucitado, ¿se plantea la hermandad el encargo de un nuevo Cristo Yacente?

-Es un tema que se ha tratado, pero por el momento el Santo Entierro no se plantea la sustitución del Cristo Yacente. El hecho de haber cambiado a Cristo Resucitado es que la imagen se encontraba en un estado deplorable para la salida procesional y no queríamos que un día nos la encontrásemos en el suelo. Es algo que se ha querido evitar. El Cristo Yacente sabemos que es una imagen de serie de Olot, de escayola, pero también guarda un profundo arraigo y devoción por parte de los fieles a esa imagen. Lo que tampoco queremos es herir ningún tipo de sensibilidades. Si la imagen tuviera problemas para procesionar o para permanecer en culto, entonces sí que sería un tema a tratar dentro de la junta, pero no es la situación actual.

-El pasado Domingo de Resurrección, el paso del Cristo presentaba una nueva disposición de las imágenes con la incorporación de María Magdalena que no parecía acabar de convencer al público, ¿se hará una nueva reorganización al respecto?

-El año pasado se hizo todo de prisa por falta de tiempo. Cristo Resucitado se bendijo tan solo una semana antes de Semana Santa y tuvimos que realizarlo todo sobre la marcha. Estamos replanteando cómo va a ir ubicado cada elemento en el paso, teniendo en cuenta que queremos que siga estando presente la imagen de María Magdalena, ya que nos parece fundamental, pero cuidando dónde ubicarla para que las imágenes tengan una buena visibilidad. También el Cristo irá un poco más alto para que tenga mayor realce.

Fotos

Vídeos