La saca del corcho finaliza en la Serranía de Ronda con un ligera subida de la producción

Portugal y Extremadura lideran la compra de la corteza de los alcornoques de la comarca, una industria en retroceso en Andalucía

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Asociación agraria de jóvenes agricultores (Asaja) ha hecho balance de la campaña de saca del corcho en la Serranía de Ronda, que, según sus estimaciones, se ha cerrado en la comarca con un ligera subida de la producción. No obstante, aún no se han ofrecido los datos definitivos de esta temporada que arrancó el pasado mes de junio y que concluyó en agosto.

Dentro de la Serranía destacan los municipios de Cortes de la Frontera, donde se sitúan también la mayoría de los montes propiedad de Ronda, y otros como Gaucín, Jubrique, Algatocín, Benarrabá, Jimera de Líbar, Benaoján y Montejaque, entre otros. Todos, según datos aportados por Asaja, suman alrededor de 16.000 hectáreas dedicadas al alconorcal.

Este año se ha detectado una subida de la producción y también buenas calidad y demanda del mercado. La gran parte del tejido que recubre estos árboles en la Serranía se la han llevado a las zonas de Extremadura y Portugal: «El mercado se está moviendo bien, puesto que la demanda es alta y en su mayor parte se comercializa por compradores portugueses y extremeños», explicaron desde esta organización.

También añadieron que «la sequía de primavera no ha ayudado a una campaña que ha estado sometida a las altas temperaturas de este verano, por lo que las cuadrillas han sufrido subidas extremas. Afortunadamente, no se ha producido parada de savia en los árboles, y por lo tanto, se ha podido extraer todo el corcho. A pesar del calor, se puede decir que la saca se ha dado bien», argumentaron.

Importante en la comarca

La extracción del corcho constituye en la Serranía una importante actividad para la economía local, ya que a la saca en verano se unen otros trabajos que se llevan a cabo durante el resto del año, como pueden ser los trabajos forestales de mejora del alcornocal (desbrozar, entresacar, abrir vías de saca, podar y arreglar caminos). Cada año se generan un significativo número de jornales, aunque también es cierto que existe una dificultad creciente para constituir las cuadrillas ante el repunte del sector de la construcción. A ello se une que el descorche es un trabajo duro, en el que las altas temperaturas de los meses estivales también están muy presentes.

La industria del corcho en general en Andalucía está en franco retroceso. A penas existen empresas que procesan este recurso. «Es importante hacer mención al Instituto Andaluz del Alcornoque y el Corcho, situado en Alcalá de los Gazules, que realiza un servicio gratuito de calas, es decir, una campaña previa al descorche, que consiste en un muestreo estadístico para que los propietarios de los alcornocales tengan un estudio objetivo de la calidad de su cosecha antes de comenzar ésta», dijeron desde Asaja.

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos