Ronda sancionará al dueño de la Casa del Rey Moro y decretaráel cierre de su actividad

Parte de la fachada del palacete, junto al que se sitúan sus jardines y la Mina, este verano. /V. M.
Parte de la fachada del palacete, junto al que se sitúan sus jardines y la Mina, este verano. / V. M.

El Ayuntamiento reclama a su propietario que rehabilite este inmueble del siglo XVIII, situado en las Cornisas del Tajo

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Ronda sancionará al propietario de la Casa del Rey Moro, un empresario alemán que adquirió el inmueble para convertirlo, inicialmente, en un hotel, ante el incumplimiento de rehabilitar el edificio, que data del siglo XVIIIy que se sitúa en las Cornisas del Tajo, según anunció ayer el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez. Éste, además, explicó que se decretará el cierre de la actividad que actualmente se desarrolla en este enclave, uno de los más visitados en el municipio, puesto que incluye una mina de captación de agua, de origen árabe, que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1943 y que se construyó aprovechando una grieta vertical en la piedra que, gracias a unas escaleras con más de 200 peldaños, permite bajar al fondo del Tajo. También se pueden visitar los jardines de la Casa diseñados y construidos en 1923 por el arquitecto y paisajista francés Forestier.

Márquez relató que recientemente, técnicos municipales y arqueólogos pudieron visitar la Casa y constar su deterioro, lo que motivó la apertura de un expediente que «culminará en breve y que conllevará una multa importante por no obedecer a la ley de Patrimonio, de conservar y mantener el edificio; y el cierre de la actividad». «No nos vamos a quedar quietos», expresó Márquez, al tiempo que no quiso dar cifras sobre la sanción a la que se enfrentaría el propietario del inmueble. «Los daños son graves», expresó sobre el estado del mismo.

En 1997, este empresario y el Ayuntamiento firmaron un convenio por el que la administración municipal se comprometió a impulsar la conversión en hotel de las instalaciones y el promotor del proyecto, a asumir la rehabilitación y conservación de la Casa. Jochen Knie ha denunciado en distintas ocasiones la existencia de trabas, de «una mano negra», a su proyecto.

El Consistorio anunció que acataría una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por la que se le condena a pagar alrededor de 94.000 euros al propietario por incumplimiento del citado convenio.

Se señala, entre otros, que el Ayuntamiento incumplió la tramitación para cambiar el uso de las parcelas, de residencial y uso cultural privado, a turístico y hotelero. «El Ayuntamiento no tiene ya nada que conveniar con este señor. Entendemos que ese convenio está roto», dijo el edil de Urbanismo, refiriéndose a la situación tras la sentencia del TSJA.

«Solo el 3%»

Márquez recordó que en 2013 se le concedió una licencia de consolidación de la Casa al dueño y «no se hizo nada» y que ésta se prorrogó en 2015. «En 2017 entendemos que esa licencia es caduca, puesto que según un informe municipal, de lo que se decía que se iba arreglar, no llega a un 3%, algo que nos preocupa y mucho», declaró.

Por otro lado, por parte de la propiedad, hoy está prevista la presentación de un proyecto de investigación arqueológica y arquitectónica sobre la Mina, que se remitirá a la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, por lo que realizarán una visita a la misma distintos expertos.

Sobre la situación de la Casa del Rey Moro, aseguraron que «se está llevando a cabo un denso plan de trabajo orientado a su total puesta a punto y la potenciación de su valor como patrimonio y BIC y su divulgación», aseguraron.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos