Ronda protegerá los dólmenes del entorno de Arenal 2000 tras años de abandono

En julio del año pasado, denunciaron la acumulación de basuras en la zona. /SUR
En julio del año pasado, denunciaron la acumulación de basuras en la zona. / SUR

Los enterramientos, que recibirán 40.000 euros, constituyen los únicos restos prehistóricos con los que cuenta la ciudad del Tajo

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Los dólmenes que se sitúan en el entorno de la urbanización Arenal 2000, en el núcleo urbano de Ronda, constituyen los únicos restos prehistóricos con los que cuenta la ciudad del Tajo, en su término municipal y, pese a ello, este patrimonio ha estado sometido al abandono más absoluto por parte de las administraciones, tal y como reconoció ayer la concejala de Patrimonio Histórico y Cultural del Ayuntamiento rondeño, Francisca González. Incluso distintos colectivos y vecinos han denunciado en estos años esta dejadez y en julio del año pasado, por parte de la asociación ArqueoRonda, nacida para defender el patrimonio de Ronda y la Serranía, se hizo especial hincapié en la acumulación de basuras y otros restos, como muebles, en la zona, calificando el lugar de «basurero».

Por ello, tras varias limpiezas, desde el Ayuntamiento, González anunció ayer un proyecto para la puesta en valor de estos enterramientos que están declarados Bien de Interés Cultural (BIC), según dijo, desde los años ochenta. La actuación contará con un presupuesto de en torno a 40.000 euros y el proyecto ha sido remitido a la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a fin de recibir el visto bueno de esta administración.

González aseguró que el proyecto, en el que también participa la concejalía de Parques y Jardines, acumula en su tramitación, por parte de Cultura, cierto retraso, por lo que se ha pedido a la Junta que agilice el proceso. «La verdad es que han estado un poco abandonados por parte de la administración municipal. Era uno de nuestros objetivos, de la concejalía de Patrimonio, intervenir al respecto», expresó González, al tiempo que subrayó que «no es fácil actuar sobre un BIC».

Distintas actuaciones

Para la puesta en valor de estos enterramientos colectivos, que pueden rondar los 5.000 años de antigüedad antes de nuestra era, su cronología va del IV al III milenio antes del presente, el Ayuntamiento prevé la limpieza de la zona, trabajos de desbroce, la creación de zonas verdes y plantación de árboles, zonas de sombra, construcción de senderos, su señalización y la instalación de distinto equipamiento, como paneles informativos, entre otros. «No se va a intervenir, en sí, en el BIC», dijo la edil de Patrimonio. Ésta, que no ofreció plazos para el inicio de las actuaciones, al estar condicionadas por el permiso de Cultural, también anunció la puesta en marcha de un plan de difusión, ya que se trata de un patrimonio en gran parte desconocido.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos