Ronda prevé finalizar su plan especial del conjunto histórico este mandato

Vista de parte del conjunto histórico de Ronda./V. M.
Vista de parte del conjunto histórico de Ronda. / V. M.

El documento para la protección del espacio, BIC desde los sesenta, fue aprobado inicialmente en 2009 pero su tramitación se paralizó

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El equipo de gobierno al frente del Ayuntamiento de Ronda, formado por el PSOE, el PA e IU, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza, tiene intención de sacar adelante un plan especial de protección del conjunto histórico de la ciudad del Tajo, un espacio que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) desde la década de los sesenta y que sufre en la actualidad diferentes déficits en cuanto a su gestión y conservación, entre otras parcelas.

Según indicó la regidora, la previsión es aprobar definitivamente el documento en este mandato. Cabe recordar que éste fue aprobado de forma inicial en 2009 y que su tramitación se paralizó. «Ya contamos con la financiación para ello», dijo Valdenebro, mientras recordó que el Plan especial de protección del conjunto histórico de Ronda también dispone en su haber del visto bueno de la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Los presupuestos municipales para 2018 incluirán una partida para este plan

De este modo, esta tarea, culminar con la redacción de esta herramienta de planeamiento, estará reflejada en los próximos presupuestos del Ayuntamiento, para el ejercicio 2018, que se prevén aprobar próximamente.

Valdenebro sí se mostró muy positiva a la hora de referirse al Plan especial de protección del conjunto histórico de Ronda, pero no tanto respecto a la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). En este sentido, declaró que en la presente legislatura no se podrá actualizar este documento (el que está vigente es de los años noventa). Argumentó que el Ayuntamiento está pendiente de la resolución de la reclamación que la promotora de la famosa macrourbanización de los Merinos interpuso, pidiendo al Consistorio la devolución de alrededor de 15 millones de euros que ésta ingresó a la administración local por los aprovechamientos urbanísticos.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y el Tribunal Supremo (TS) tumbaron el Plan Parcial de Ordenación (PPO) del proyecto apuntando, fundamentalmente, a que su construcción afectaría a los recursos hídricos de la zona, lo que rechazaron la promotora y el Ayuntamiento.

La revisión del PGOU, no obstante, no se podrá abordar en esta legislatura

Éste se niega a devolver el dinero de los aprovechamientos que, en base al convenio que firmó con la promotora, se usaron para sufragar inversiones en Ronda. Valdenebro insistió en que el Ayuntamiento tendría que recurrir a otras administraciones en el caso de que finalmente se tuvieran que reembolsar los 15 millones. «Este ayuntamiento no puede hacer frente a eso», lamentó. Además, apuntó a la posibilidad de que los actuales propietarios de los terrenos, Banco Popular, quieran seguir con el proyecto.

Regulación del tráfico

Sacar el Plan del conjunto histórico forma parte de la intención del Ayuntamiento para poner en valor este espacio. Ronda se quedó fuera de la convocatoria de ayudas de la Unión Europea (UE), de los fondos Edusi, que quería destinar al conjunto histórico. Paralelamente, desde el Consistorio se trabaja en una estrategia de movilidad sostenible, con distintos colectivos, que persigue reordenar el tráfico en el conjunto, que ocupa las tres cuartas partes del núcleo urbano de Ronda, reduciéndolo en un 80%. Se contemplan distintas medidas, como podrían ser el corte parcial en el Puente Nuevo, que une las dos partes de la ciudad dividas por el Tajo, y aumentar las zonas peatonales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos