Ronda disuelve una agencia pública con 165 empleados, que integrará en el Consistorio

Vista del Ayuntamiento, que aprobó ayer definitivamente la medida /Vanessa Melgar
Vista del Ayuntamiento, que aprobó ayer definitivamente la medida / Vanessa Melgar

El ente, que se creó en 2012, tiene las competencias de educación, empleo, deportesy asuntos sociales

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El Ayuntamiento de Ronda aprobó ayer definitivamente disolver la llamada Agencia pública administrativa local sociocultural de educación, empleo y deportes de Ronda e integrar su plantilla, compuesta por en torno a 165 trabajadores, con la vista puesta en el 31 de enero, según indicó ayer el concejal de Economía y Hacienda, Álvaro Carreño, en el Consistorio. La medida, que motivó la celebración de un pleno extraordinario, contó con los votos a favor de todos los grupos políticos, del PSOE, el PA e IU, en el gobierno, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza; y Alianza por Ronda (APR), en la oposición, a excepción del PP que votó en contra.

La sesión desestimó las alegaciones a la disolución presentadas por el PP que, principalmente, habló de «incertidumbre» y reclamó, una vez más, un informe económico-financiero de cara a conocer la situación de la Agencia. El edil Antonio Arenas actuó como portavoz y dijo: «El PP sigue teniendo dudas, no contamos con un informe económico-financiero sobre el estado actual de la Agencia», reiteró.

A este extremo también se refirió el líder de APR, el ex alcalde Antonio Marín, aunque su voto fue favorable: «Creemos que la disolución es correcta aunque los informes económicos no están muy claros, creemos que se ahorra dinero... pero ya lo veremos en su día», indicó.

Marín, en esta línea, coincidió con los argumentos principales que han llevado al tripartito a plantear la disolución de este ente que se creó en 2012, haciendo hincapié en la falta de control en la fiscalización de su actividad y en la inseguridad jurídica: «Si continuamos con la forma antigua, se disminuye el control de los organismos, escapan del control más exhaustivo que se puede hacer desde Intervención. Esto tenía su sentido antiguamente pero ahora carece de lógica», expresó.

Por su parte, el concejal de Personal, también portavoz del PSOE, Alberto Orozco, insistió en que sí se ha aportado un informe económico-financiero al expediente de disolución: «Está todo lo que tiene que estar para disolver una agencia totalmente ingobernable», afirmó.

Del mismo modo, la edil andalucista Isabel Barriga defendió que «lo natural es que estas competencias estén en el Ayuntamiento».

La incorporación de la plantilla de la Agencia al Ayuntamiento sí planteó más debate. Los grupos de la oposición pidieron al tripartito explicaciones al respecto, incidiendo en que existe, dijeron, cierto malestar e incertidumbre entre los trabajadores afectados. Carreño y Orozco afirmaron que se está elaborando una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y que, previa negociación con los sindicatos en cuestión, se llevará a cabo su adaptación. «La mayoría de los trabajadores están contentos puesto que se sienten más respaldados estando en el Ayuntamiento», apostilló Carreño.

Con la disolución de esta agencia pública, el Ayuntamiento rondeño conseguirá adelgazar su estructura, manteniendo, principalmente, a las empresas Turismo de Ronda S. A. y Soliarsa (de limpieza). Sobre el ahorro que conllevará la maniobra de la Agencia, sobre la que Carreño acusó al PP de crearla «con pocos papeles», la propia alcaldesa dijo que se conseguirá, aunque no lo ha cuantificado en ninguna ocasión, tampoco en el pleno de ayer.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos