El C. D. Ronda busca su primera victoria de la temporada en el partido que le enfrentará al Athletic Fuengirola

El once titular de la pasada jornada.  c. d. rONDa
El once titular de la pasada jornada. c. d. rONDa

La plantilla ha sufrido la notable baja de Pablo Domínguez, quien abandona el equipo por motivos personales

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

El C. D. Ronda disputará este domingo su segunda cita de la temporada en Primera Andaluza. En esta ocasión, el rival será el Athletic Fuengirola, uno de los equipos más en forma de la categoría y que está llamado a luchar por el ascenso a lo largo de la campaña. Por lo tanto, este se presume como un choque de poder a poder en el que los hombres de Miguel Ángel Morales deben demostrar su calidad y buen hacer. «Este debe ser un partido propicio para nosotros. El Athletic Fuengirola creo que es de los equipos que intentan jugar al fútbol y no van al pelotazo, y eso nos va a beneficiar», señala el técnico cordobés.

El conjunto fuengiroleño, que lleva varios años sin militar en División de Honor, concluyó la pasada campaña como tercer clasificado de la categoría, tras ganar 18 de los 32 partidos que disputó. Esta temporada se ha reforzado con siete fichajes y mantiene el grueso de la plantilla del pasado año. Entre los nombres más destacado del equipo costasoleño se encuentran el media punta Andrés Vega o el extremo derecho Laure Ramos.

Para este partido, y tras la derrota sufrida por los rondeños en la pasada jornada, Morales tiene previsto hacer diversos cambios en el once titular, afirma de forma contundente: «Algunos jugadores no estuvieron a la altura, así que seguro que haré varias modificaciones. El partido contra el Cártama fue un desastre de principio a fin. El equipo jugó con más corazón que cabeza, nada que ver con lo que se había visto en pretemporada, y hay que mostrarle a los chavales que ese no es el camino». A ello, hay que sumarle la importante baja de Pablo Domínguez, que ha abandonado el equipo por motivos personales.

En la primera jornada de Liga, los locales perdieron en su feudo por 1-2, tras conseguir abrir su casillero a pocos minutos de concluir el encuentro. En la segunda mitad del partido, los rondeños tuvieron encerrado al rival, pero no supieron cómo jugarle. Algo que Miguel Ángel Morales espera que cambie con el transcurrir de las jornadas: «Ya se sabe que esto no es cómo empieza, sino cómo acaba».

Fotos

Vídeos