El renacer del Castillo de Teba

Los responsables del Castillo de Teba recorren parte del recinto amurallado de 25.000 metros cuadrados./F. T.
Los responsables del Castillo de Teba recorren parte del recinto amurallado de 25.000 metros cuadrados. / F. T.

Junta y Ayuntamiento aprueban el plan director para reformar el monumento

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Nazaríes y cristianos combatieron por sus muros. Desde que se construyó a finales del siglo XII, el Castillo de Teba ha sido una pieza clave en el desarrollo de las civilizaciones de la comarca Guadalteba y toda la provincia de Málaga. Se trata de una de las fortalezas militares más grandes y mejor conservadas de Andalucía, ya que está prácticamente virgen y se mantiene sin intervenciones ni reformas posteriores a las hechas por los pueblos que lo habitaron. Ahora, el monumento va a ser el centro de un recién aprobado Plan Director en el que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Teba emplearán dos millones de euros con los que adecuar los más de 25.000 metros cuadrados de recinto amurallado y convertir el enclave en la punta de lanza turística y cultural de la comarca.

El plan director

Objetivos.
Habilitar el Castillo de Teba para que sea referente turístico, científico y cultural en la provincia de Málaga.
Fondos.
El Ayuntamiento de Teba se ha comprometido a reservar una partida presupuestaria anual que sumará dos millones de euros una vez finalice.
Intervenciones.
La Torre del Homenaje será el centro de interpretación. Se harán caminos, aparcamientos, estudios arqueológicos y restauraciones estructurales.

En una mañana fría y nubosa, la concejala de Cultura del Consistorio, Alba González; el presidente del Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, Juan Fuentes; y la responsable del monumento, Maite Díaz, atienden a SUR para mostrar el estado actual de conservación del mismo y su centro de interpretación. Díaz asegura que la aprobación del Plan Director es un motivo «para la enhorabuena» en el municipio, y recuerda que se trata de un gran paso que ya intentó darse antes, en tiempos del extinto Consorcio de Guadalteba:«Las necesidades que tiene actualmente el castillo no tienen nada que ver con las que tenía cuando se redactó el primer proyecto hace 10 años».

Juan Fuentes y Maite Díaz en el centro de interpretación.
Juan Fuentes y Maite Díaz en el centro de interpretación. / F. Torres

Fuentes comenta que en este tiempo «nadie ha echado cuentas» del Castillo, a lo largo de varias legislaturas. «Una vez decidimos emprender la reforma tuvimos que empezar de nuevo con el Ayuntamiento como único valedor del proyecto». La idea primigenia era la de que el Plan Director estuviera vigente durante quince años. Ahora, los responsables aseguran que el compromiso es de agilizar todos los trámites para reducir ese espacio temporal. Además, el Ayuntamiento se ha propuesto reservar una partida presupuestaria anual para que el proyecto no vuelva a estancarse.

Ambas entidades invertirán dos millones de euros para convertirel enclave en un mayor reclamo turístico y cultural en el municipio

El primero de los pasos ya se ha dado: encargar un estudio geológico con el que identificar la gran extensión de terreno de alto valor arqueológico que pertenece al castillo. «Nos encontramos en la fase de busca de materiales», asegura Fuentes. Antes de comenzar a dar pasos en la adecuación de los accesos y las construcciones complementarias, es necesario conocer si bajo tierra hay restos valiosos –«que seguro que los habrá»–, para poder intervenir sin contratiempos.

La zona no ha sido excavada a fondo con fines arqueológicos, por lo que se prevé que se encuentren numerosas vasijas que serán catalogadas y formarán parte del conjunto histórico-monumental de la localidad. Una vez este trabajo concluya, se reformarán los correspondientes accesos, se pavimentarán algunas zonas se reformarán las torres más débiles del recinto.

El Plan Director cuenta con tres etapas de actuación. La primera solventa el cercado completo de la parcela del Castillo y la plantea la resolución de consolidaciones de urgencia, así como la corrección de actuaciones inadecuadas. Esta fase cuenta con cinco proyectos fundamentales, que ya están en marcha.

La segunda etapa está centrada en favorecer las visitas al monumento y relacionarlo con el entorno urbano inmediato. También contempla la habilitación de la Torre del Homenaje como centro de interpretación. En este punto también se consolidarán las estructuras patrimoniales pertinentes, tanto las que permanecen vírgenes como sobre las que ya se ha actuado. En la etapa final contempla adecentar los aspectos formales del monumento, habilitar los caminos del interior y las zonas verdes, delimitar las zonas de aparcamiento y la divulgación científica del mismo como un ente operativo en su totalidad.

Una vez finalice la intervención, el recinto por el que pasaron caballeros venidos de otros países y sobre el que Alfonso XI escribió en sus memorias volverá a ser un referente en la zona, en su día fronteriza, ahora eje de unión de la comarca.

Temas

Teba

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos