Francisca González: «Queremos convertir nuestro conjunto histórico en un lugar seguro y transitable»

González posa para esta entrevista junto al Ayuntamiento. / V. M.

El Ayuntamiento prevé implantar en este mandato medidas de peatonalización y reordenación de los flujos de circulación, entre otras

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Ronda está inmersa en el diseño de una estrategia de movilidad sostenible para su conjunto histórico, que prevé reducir el tráfico en un 80% en el espacio y que se empezaría a aplicar esta legislatura. Francisca González es la edil de Tráfico.

-¿Qué objetivos se ha marcado?

-La implantación de una estrategia de movilidad sostenible en Ronda no es un capricho mío, ni del equipo de gobierno, estamos ante una necesidad. Nos hemos marcado cuatro objetivos fundamentales: de carácter ecológico, como reducir la contaminación atmosférica, acústica y visual, reducir el consumo de combustibles...; de competitividad, encaminados a mejorar el uso social de nuestros espacios públicos en el conjunto histórico para evitar la congestión y saturación del tráfico rodado y mejorar la calidad de vida; de seguridad y saludables, que permitan eliminar posibilidad de accidentabilidad, especialmente en los grupos de riesgo, como niños, mayores y personas con movilidad reducida, queremos convertir nuestro conjunto histórico en un lugar seguro y transitable; y, por último, objetivos universales que garanticen un reparto equitativo de los espacios públicos.

-¿Por qué hay que reordenar el tráfico en el conjunto histórico?

-Es Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1966. Tenemos derecho a su uso y disfrute, de todos los bienes patrimoniales que contiene, y también la obligación de su preservación, conservación y restauración. En este sentido, dentro de las competencias que tienen los ayuntamientos y en base a las recomendaciones internacionales, entre ellas, de la UNESCO, y las leyes en vigor, las estrategias de movilidad sostenible son fundamentales para garantizar la protección, conservación y el fomento responsable de nuestro conjunto histórico. También para revertir los déficits que sufren estos espacios, en nuestro caso, insuficiencia de vías peatonales, estacionamientos indebidos, déficits de aparcamientos, difícil coexistencia entre peatones y vehículos...

-¿Qué medidas se prevén poner en marcha?

-Creamos un grupo de trabajo, en el que están representados los agentes que directa e indirectamente están implicados en la movilidad urbana, y hemos elaborado un diagnóstico y un plan de acción en el que ya se han consensuado el 92% de las medidas contempladas. Aprovecho esta ocasión para agradecer la labor de todos los miembros del grupo. La estrategia incluye acciones vinculadas al crecimiento numérico de las vías peatonales en el conjunto histórico, mejoras en la señalización, paliar los déficits de aparcamiento, mejora de la accesibilidad, de la movilidad en bicicleta y la reorganización de los flujos de tráfico, entre otras.

-La zona del Puente Nuevo es la más polémica... ¿qué solución se le dará?

-El eje Puente Nuevo y calle Armiñán presenta un problema de difícil coexistencia entre peatones y vehículos. Así lo perciben ciudadanos y visitantes. Presentaremos una propuesta concreta que podrá ser debatida. Esa propuesta no perseguirá fastidiar a nadie y creo que convendrá a la inmensa mayoría. En las medidas de movilidad que implantemos se tendrá muy en cuenta a los residentes.

-¿Qué tiene que decir a las quejas generadas al respecto?

-En líneas generales, el ser humano es reticente a los cambios. Históricamente, en las ciudades en las que se han abordado la implantación de planes de movilidad, la primera respuesta ciudadana ha sido la resistencia, pero después ha habido apoyo. Tengo una cosa clara, desde el principio del proceso, una estrategia de movilidad sostenible para nuestra ciudad es viable si hay participación ciudadana.

-¿Cuánto aumentará la superficie peatonal?

-El proceso de peatonalización debe responder al objetivo crucial de recuperar espacio público para los peatones sin caer en la tentación de reconvertirlos una vez peatonalizados para el uso terciario exclusivamente. En esto debemos ser cuidadosos y coherentes. La peatonalización debe pensarse desde el concepto de espacio habitable, vivible, accesible, transitable. La media española de vías peatonales es del 20%. El conjunto histórico de Ronda está en esa media y aspiramos incrementarla.

-¿Cuándo se empezarán a aplicar medidas?

-En esta legislatura y en aras al interés general, comenzaremos a aplicar medidas dentro de la estrategia de movilidad sostenible de señalización, peatonalización, transporte público, aparcamientos, organización del tráfico...

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos