PSOE, PA e IU mantienen el cierre parcial al tráfico del Puente Nuevo tras Navidad

Según la plataforma organizadora, se dieron cita alrededor de 3.000 personas y, según la policía, en torno a 1.500. :: v. melgar/
Según la plataforma organizadora, se dieron cita alrededor de 3.000 personas y, según la policía, en torno a 1.500. :: v. melgar

Cientos de rondeños se manifiestan contra la medida que prohibirá circular por el monumento de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas

VANESSA MELGAR RONDA.

Con 2017 prácticamente acabado, toca hacer balances. En lo municipal, la gestión del PSOE, el PA e IU al frente del Ayuntamiento de Ronda, con Teresa Valdenebro a la cabeza, deja pocos titulares contundentes. La apertura del nuevo hospital, por parte de la Junta de Andalucía y tras años de retraso, es uno de ellos y el otro parece que llegará a principios de 2018, con la reordenación del tráfico en el Puente Nuevo, el monumento más emblemático del municipio, uno de los iconos de Andalucía, con 230 años a sus espaldas, y, sin embargo, con ninguna protección, solo la que conlleva formar parte del conjunto histórico de Ronda, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en los años sesenta. La concejalía de Tráfico, que encabeza la edil de IU Francisca González, ha dado un paso al frente y, en el marco de una estrategia de movilidad sostenible que afecta a todo el citado espacio, ha propuesto prohibir la circulación de vehículos motorizados por el Puente, todos los días, de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas, una medida que entrará en vigor después de la Navidad.

Ésta cuenta con la firme oposición de un grupo de vecinos, principalmente, del barrio de San Francisco y La Planilla, que al situarse al otro lado del Puente se verán más afectados. El colectivo mostró el pasado domingo su malestar en una manifestación organizada por la plataforma que rechaza el cierre parcial. La protesta, que se puede calificar de histórica en una ciudad especialmente apática en este sentido, reunió a alrededor de 3.000 personas, según las estimaciones de la plataforma, y a en torno 1.500, según agentes de la Policía Local y la Policía Nacional.

Los manifestantes se concentraron en el Parque de la Alameda del Tajo y recorrieron la calle Virgen de la Paz para terminar en la plaza de España la manifestación y leer un manifiesto en el que se pidió, de nuevo, al tripartito, diálogo y que suspenda la aplicación de la medida en el Puente. El presidente de esta plataforma, Martín Guerrero, reiteró la postura del ente y dijo que no están en contra de la proteger el Puente, «nadie puede estar en contra de proteger el patrimonio de su localidad», pero demandó al Ayuntamiento que se habilite un vial alternativo de comunicación, insistiendo en que la actual circunvalación no es la alternativa.

Guerrero anunció que desde la plataforma se están preparando más acciones de protesta y criticó, calificando de «maniobra rápida», la reapertura del Puente al tráfico tras las obras de mejora de las redes de saneamiento, pluviales y abastecimiento de agua que se han llevado a cabo por parte del Ayuntamiento con fondos de la Diputación.

Consecuencias económicas

Los vecinos contrarios al cierre parcial al tráfico del Puente Nuevo argumentan que la medida supondrá el aislamiento económico principalmente del barrio de San Francisco, en el que se ubican distintos negocios que tienen en el flujo turístico que llega a Ronda uno de sus principales sustentos. Igualmente, el colectivo ha hablado en distintas ocasiones de despidos y del coste que supondrá tener que desplazarse por la circunvalación, una vía que, a su juicio, tampoco está en las mejores condiciones. «Esperamos que ahora nos oigan», dijo Guerrero el pasado domingo.

«No nos expongáis en carreteras», «Basta ya, escuchadnos», «Nos quitáis horas de estudio», «No nos lo pongáis más difícil», «No al aislamiento del sur de Ronda», «Los puentes unen, los muros separan» y «Ronda entera, sin división ni discriminación», son algunas de las frases que se leyeron en los carteles y pancartas que llevaron los manifestantes.

A ellos se sumaron los partidos de la oposición, Alianza por Ronda (APR), que lidera el exalcalde Antonio Marín, y el PP, cuyo secretario general en la localidad es Antonio Arenas. También mostraron su apoyo a la plataforma los miembros de las formaciones Ciudadanos en Ronda, el abogado Francisco Orozco, y de Podemos, Raúl Cordero. Todos ocuparon la primera línea de la manifestación, junto a los miembros de la plataforma.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos