Promueven la creación de otro hotel de cuatro estrellas en Ronda

Recreación del proyecto.  sur/
Recreación del proyecto. sur

El establecimiento se habilitará en el antiguo colegio de la Caja de Ahorros de Ronda y la derruida ermita de la Virgen de Gracia Un empresario invertirá cerca de ocho millones en el barrio de San Francisco

VANESSA MELGAR RONDA.

Ronda seguirá ampliando su capacidad hotelera. A los proyectos que están en marcha, como los de un nuevo hotel rural en el entorno del paraje del Tajo del Abanico, dedicado a la tauromaquia e impulsado por el torero Javier Conde y la cantaora Estrella Morente; y las ampliaciones de dos villas que ya ofrecen posibilidad de alojamiento: una en la zona de los Frontones, que aspira a convertirse en hotel especializado en agroturismo; y otra en lo que se conoce como Cortijo Racero, junto a los Llanos de Aguaya, enfocado al segmento de negocios y de alto standing, se suma otro hotel que promueve un empresario rondeño en el popular barrio de San Francisco.

Concretamente, este promotor, que ha puesto en marcha negocios en el sector de la hostelería como Casa Ortega y Restaurante El Zucio, ha propuesto al Ayuntamiento rehabilitar el antiguo colegio de la extinta Caja de Ahorros de Ronda y la derruida Ermita de la Virgen de Gracia, situada junto al primer inmueble y en muy mal estado.

Se trataría de otro cuatro estrellas con el que contaría la ciudad del Tajo después de la apertura durante este pasado mes de agosto del Hotel Catalonia Ronda, el segundo de esta firma en el municipio que se suma al Hotel Catalonia Reina Victoria. El Catalonia Ronda, con 80 habitaciones, supuso una inversión de alrededor de siete millones de euros y este nuevo hotel para el barrio de San Francisco supondrá un desembolso de en torno a ocho millones de euros.

Sobre su descripción, el establecimiento contará con alrededor de 30 habitaciones y supondrá la puesta en valor de los inmuebles anteriormente citados, en uno de los espacios más emblemáticos de la localidad, a muy pocos metros de las históricas Murallas, entre otros. Además, incorporará la actual plaza que da acceso a la Ermita y ofrecerá una piscina en la última planta. Prácticamente, no se construirá más de lo que ya existe en la zona, por lo que la volumetría será la misma.

La intención de este empresario también sería la de habilitar un aparcamiento subterráneo con capacidad para una treintena de vehículos y así prestar este servicio a sus clientes, aunque este aspecto está aún en el aire. Dispondrá, igualmente, de restaurante, entre otras instalaciones. La entrada principal se habilitará por uno de los laterales.

El antiguo colegio está en buen estado y que se ha utilizado a lo largo de estos años con distintos fines, entre los que destaca la sede de la Escuela Municipal de Música. En el caso de le Ermita de la Virgen de Gracia, ésta ha corrido peor suerte e incluso existirían piezas de la misma guardadas que se utilizaría para su restauración. Ambos inmuebles son propiedad de Unicaja, con la que el promotor ha alcanzado un principio de acuerdo de cara a desarrollar la actuación que ha propuesto.

Como la almazara de Starck

Para hacer realidad este nuevo hotel en el Barrio, el promotor seguirá el mismo procedimiento que los impulsores de la almazara ecológica diseñada por Philippe Starck que se quiere levantar junto a la carretera entre Ronda y Cuevas del Becerro. Es decir, deberá solicitar en el Ayuntamiento la innovación en el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), según indicaron la alcaldesa Teresa Valdenebro y el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez. La propuesta de modificación se remitirá a la Junta de Andalucía y será ésta la que se pronuncie al respecto. La tramitación terminará con el paso por el pleno municipal. En este caso, el cambio de uso del suelo sería de educativo, como está catalogado actualmente, a turístico.

También será necesario el visto bueno del Consejo Consultivo de Andalucía, al tratarse de suelo educativo. En este caso, el privado tendría que compensar la pérdida de este suelo, pero ante la imposibilidad de esta vía y dado que esta catalogación no es resultado del desarrollo de esta zona, sino que ya existía cuando entró en vigor el actual PGOU, será el Consultivo es que se pronuncie. «Este proyecto va a poner en valor estos edificios y mejorarlos, va a ser prácticamente el mismo», explicó, al tiempo que valoró de forma muy positiva la actuación que promueve este empresario, ya que una de las asignaturas pendiente en el terreno turístico de Ronda es aumentar las pernoctaciones. «Lo hemos visto con el segundo hotel de Catalonia, es una apuesta más por un turismo que pernocta», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos