De una promoción de VPO a un descampado

Aún se pueden apreciar los trabajos iniciales. /V. Melgar
Aún se pueden apreciar los trabajos iniciales. / V. Melgar

El proyecto para construir 365 viviendas, cuyas obras se paralizaron tras comenzar hace diez años, cae en el olvido

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Al entrar o salir de Ronda, por la carretera de Sevilla, aún se aprecian los restos de los primeros trabajos que se iniciaron hace casi diez años, en 2009, para hacer realidad una promoción de 365 Viviendas de Protección Oficial (VPO) en la zona. El esperado proyecto, que se iba a materializar junto a la popular barriada de La Dehesa, ha caído en el olvido más profundo y ha dado paso a un auténtico descampado, lleno de vegetación, basuras y materiales de construcción que se pueden advertir en la parcela ahora prácticamente convertida en un recinto para pasear perros, entre otros usos.

La Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) promovió la actuación y la Junta de Andalucía adjudicó la primera de las tres fases, que contemplaba un total de 143 viviendas, con un desembolso económico de 15 millones de euros, sobre un terreno de en torno a 20.000 metros cuadrados. Se anunciaron viviendas de 90 metros cuadrados, de las que el 60% contaría con cuatro habitaciones y el resto, con tres.

Los trabajos se iniciaron por parte de la empresa Begar S. L. que, al poco tiempo, presentó problemas económicos que conllevaron el impago a empresas subcontratadas. El resultado fue la paralización del proyecto que también para su arranque tuvo complicaciones.

El Ayuntamiento trató de buscar una solución, mientras que los grupos de oposición convirtieron la situación en blanco de críticas. Se puso sobre la mesa una segunda licitación del proyecto, pero en 2011, ésta se descartó definitivamente por falta de disponibilidad presupuestaria por parte del Gobierno andaluz.

Desde entonces y hasta ahora, el proyecto de las 365 VPO de La Dehesa no ha resucitado ni por asomo. Desde el Ayuntamiento, el actual equipo de gobierno, entre el PSOE, el PA e IU, con la socialista Teresa Valdenebro a la cabeza, según indicó el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, descartó de lleno la posibilidad de volver a reivindicar esta actuación. «Es un suelo que se pretendió desarrollar en el tiempo del boom inmobiliario. Los precios de las VPO eran inasumibles para muchos vecinos y la crisis económica y la falta de fondos provocó su actual situación. Se llegaron a iniciar los trabajos», expresó el edil, mientras consideró que actualmente en la ciudad del Tajo «no hay necesidad si no bajan los precios».

Puso como ejemplo la promoción, también de VPO, de la barriada del Olivar de las Monjas, compuesta por 111 viviendas. «Todavía hay pisos vacíos, no hay vecinos que los quieran», lamentó.

Esta promoción supuso una inversión por parte de la Junta de 5,7 millones de euros. Las viviendas se sortearon en 2008 entre más de 2000 familias y, en la primera etapa, hubo casi 40 renuncias por distintos motivos. Los inmuebles salieron al precio de 56.000 euros (de un dormitorio) y de 106.000 euros (de cuatro dormitorios), en todos los casos con plazas de aparcamientos.

Posteriormente, hubo vecinos que denunciaron desperfectos, en distintas ocasiones, en la construcción de estas viviendas.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos