Los productores de castañas del Genal esperan que llueva para que aumente la cosecha

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Los productores de castañas del Valle del Genal, principal zona en cuanto a este cultivo en Andalucía y la tercera en España, están pendientes del cielo, de que llueva o no en los próximo días, ya que las precipitaciones aumentarían la cosecha que se prevé este año. A finales de septiembre y principios de octubre comenzará la recolección de la principal variedad, la pilonga, mientras que ya se están recogiendo las variedades tempranas como pueden ser la portuguesa en Igualeja y Cartajima, la bravía temprana en Jubrique, la rubia temprana en Genalguacil y la gallega en Júzcar y otros municipios. Respecto a la calidad, ésta es muy alta, mientras que el calor de estos días está dificultado la recogida, ya que los erizos están muy secos.

El sector prevé que haya una merma en la producción de las tempranas, según explicaron desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), debido a las altas temperaturas que ha dejado este verano y a la incidencia de la avispilla, un insecto procedente de China que se instaló en el Genal hace varios años y que, según Asaja, parece tener predilección por las variedades tempranas de castaña.

No obstante, la avispilla es una de las principales preocupaciones en general de los castañeros. Estos reclaman sueltas generalizadas de otro insecto que la combate, ya que desde la Junta se hicieron sueltas experimentales. Desde el Gobierno andaluz reclaman al central que autorice esta medida.

Sobre la castaña, en el Valle del Genal existen alrededor de 3.500 hectáreas dedicadas a este cultivo que pueden dar entre 3,5 y cuatro millones de kilos cada año. La castaña constituye una buena ayuda a los economías locales de la zona, ya que la mayoría de los municipios del Genal tienen poca población y la falta de oportunidades laborales es una problemática general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos