Productores de castañas alertan sobre las pérdidas por la avispilla

Vuelven a reclamar sueltas generalizadas del depredador de este insecto, de China y que se detectó por primeravez en la provincia en 2014

VANESSA MELGAR

Los productores de castañas del Valle del Genal, en la Serranía de Ronda, siguen muy preocupados por la incidencia de la plaga de la avispilla, un insecto procedente de China que apareció en Italia, en la región de Piamonte, en 2002 y que en 2014 fue detectado por primera vez en la provincia de Málaga, concretamente en el término municipal de Ojén. En la actualidad, todo el Valle, que es la principal zona productora de castañas de Andalucía (4.000 hectáreas en el Valle del Genal y 300 en la Sierra de las Nieves) y la tercera en España, por detrás de Galicia y El Bierzo, está afectado por la presencia de la avispilla, una situación contra la que se han llevado a cabo medidas como la tala y poda de árboles, la quema de los restos y sueltas experimentales, por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, de ejemplares de Torymus sinensis, otro insecto que combate a la avispilla. Ésta afecta a los castaños mermando la producción.

A pesar de ello, el responsable del sector del castaño de COAG Andalucía, Francisco Boza, también productor en el Genal, explicó que «esta pasada campaña ya han empezado a notarse las pérdidas económicas debido a la plaga, especialmente respecto a las variedades más tempranas, que son las más afectadas, y principalmente en municipios como Júzcar y Cartajima», indicó, al tiempo que expresó que la cuantía es «todavía difícil de calcular».

Ante esta situación, Boza insistió, en la línea de la demanda de los productores, en la petición a las administraciones de que se realicen sueltas generalizadas del Torymus sinensis, una medida que se viene defendiendo, a razón de la experiencia para frenar la plaga en otras zonas afectadas, como la más efectiva. «Desde el sector lo que pedimos para las sueltas de 2018 es que se siga en la provincia de Málaga el ejemplo de Galicia, que en la práctica van a ser sueltas para combatir la plaga y no solo para implantar a Torymus sinensis como hasta ahora», reiteró Boza.

En este sentido, añadió que en Galicia la previsión para este año es la suelta de 1.600.000 ejemplares de Torymus, frente a los tan solo 1.500 en 2015, 66.500 en 2016 y 134.000 este pasado año.

Próxima actuación

En 2107, en el Genal, se soltaron 130 dosis de Torymus sinensis, cada una de ellas con 190 ejemplares y para entre dos y tres hectáreas. En el período anterior, en 2016, se soltaron 78 dosis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos