El Prendimiento organiza unos callos cofrades en pro de la talla del paso del Cristo

Paso de misterio del Prendimiento.  sur/
Paso de misterio del Prendimiento. sur

A. OJEDA RONDA.

La Hermandad del Prendimiento de Ronda continúa su lucha constante por hacer piña entre sus hermanos y, sobre todo, continúa su perseverancia por hacer hermandad. No es raro que de vez en cuando anuncien alguna comida o evento en el que fomentar la convivencia entre los integrantes de la corporación del Domingo de Ramos. Y ejemplo de ello son los callos cofrades que la cofradía ha organizado para el próximo domingo 12 de noviembre a partir de las 14.00 horas en los salones parroquiales de San Rafael. El objetivo principal de la cita es conseguir fondos económicos para adelantar los trabajos de talla del paso del Cristo. Unos trabajos de ebanistería que avanzan de manera muy lenta por el enorme costo económico que supone pero en el que al menos se quiere alcanzar un próximo hito: culminar la parte frontal del paso.

No cabe duda de que el paso de misterio en el que procesiona Nuestro Señor del Prendimiento es uno los más grandes de la Semana Santa de Ronda, hasta tal punto que sus grandes dimensiones lo han catalogado como «el barco de San Cristóbal». En su fase de carpintería fue realizado por el tallista sevillano Francisco Bailac en el año 2002. El conjunto consta de nueve trabajaderas para cinco costaleros cada una, por lo que el paso del Señor calza 45 costaleros en su totalidad. Las parihuelas están realizadas en Triana (Sevilla) en el taller de Roberto Jiménez. Actualmente se encuentra en fase de tallado por el artista sevillano Alexis Sánchez Conde, discípulo de Antonio Ibáñez.

Desde la hermandad hacen un llamamiento para que todos los que quieran acudir a esta cita gastronómica, sean hermanos o no, puedan compartir una jornada agradable y colaborar con la causa. El menú, que tendrá un costo de 8 euros para los adultos y 5 euros para los niños de hasta 12 años, estará compuesto por entremeses, callos y postres. Para la ocasión se han comprado 30 kilos de callos, 20 kilos de garbanzos y abundantes chorizos y morcillas que serán cocinados por voluntarios de la cofradía. Según la propia hermandad, se esperan entre 120 y 150 asistentes.

Fotos

Vídeos