Los portavoces municipales se reúnen tras el accidente del joven que cayó por el Tajo

V. MELGAR

Los portavoces de los distintos grupos políticos en el Ayuntamiento de Ronda, esto es, PSOE, PA e IU, en el equipo de gobierno, y PP y Alianza por Ronda (APR) en la oposición, mantuvieron ayer una reunión tras el accidente del joven que cayó por la garganta del Tajo mientras se encontraba en la zona en la que en el municipio se celebra habitualmente el botellón. Los hechos tuvieron lugar en la pasada noche del jueves al viernes, pasadas las 1.30 horas de la madrugada, cuando el adolescente de 16 años, natural de Cañete La Real, se precipitó al Tajo por la zona del Templete de Blas Infante, quedando a alrededor de 60 metros. Estaba sentado en el muro que bordea la cornisa.

Los bomberos del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga realizaron un complicado rescate, mientras que el joven sigue ingresado en un hospital de Málaga en estado grave.

En la reunión de portavoces, el PP solicitó informes policiales sobre el dispositivo de seguridad con motivo del botellón de esa noche, que congregó a cientos de jóvenes que celebraron el fin de curso; y desde APR se llamó la atención sobre la necesidad de habilitar un protocolo de seguridad ante este tipo de eventos.

Igualmente, desde el equipo de gobierno se dio cuenta de la medida anunciada por la alcaldesa, Teresa Valdenebro, tras producirse el desgraciado hecho que se concreta en la prohibición en toda la ciudad de la celebración del botellón.

Fotos

Vídeos