Un pleno por villancicos

Parte de la Corporación Municipal cantando villancicos. :: a. j. g.
/
Parte de la Corporación Municipal cantando villancicos. :: a. j. g.

ANTONIO J. GUERRERO

La Corporación Municipal del Ayuntamiento de Antequera puso fin al año político con el último pleno ayer, cantando villancicos, recuperando una tradición perdida de hace años, y eliminando rencillas entre partidos políticos para interpretar a viva voz 'Los peces en el río'. Una iniciativa a la que se unieron el alcalde Manuel Barón, acompañado por concejales del equipo de Gobierno (Partido Popular), así como del Partido Socialista y de Izquierda Unida.

El pleno de este mes fue más 'pacífico' que otros, sin que hubiese enfrentamientos reseñables entre los ediles. Incluso se acordó entre los partidos eliminar excepcionalmente por una vez, los Ruegos y Preguntas, que normalmente hacen 'saltar las chispas' entre concejales y alargar las sesiones por más de diez horas. El pleno ordinario contó con 18 mociones, entre las que destacaron la que llevó el grupo municipal popular, que defendió la finalización del Centro de Tecnificación de Atletismo Sexto Centenario, solicitando a la Junta de Andalucía que complete lo prometido en el proyecto de la instalación.

La moción salió adelante con el voto positivo de PP e IU, mientras que PSOE ha votado a favor en uno de los puntos. El portavoz popular, José Ramón Carmona, subrayó que la Junta «no ha aportado absolutamente nada de dinero para tener esta importante infraestructura al día». El centro «tiene unas carencias importantísimas, desde el primer día en el que se ejecutó. Además, no está finalizado». Ante eso, pide «completar el anillo exterior, la instalación externa, nueva pista de atletismo».

En cuanto a los socialistas, presentaron una propuesta en la que se solicitaba la «elaboración de datos económicos y estadísticos para la confección de un manual de inversiones que facilite el análisis de potenciales inversores». No consiguió salir adelante por el voto en contra del PP, pese al 'sí' de PSOE e IU.

Finalmente, la moción más destacada de Izquierda Unida pedía la creación de una «mesa de ruido», para estudiar una regulación ante la proliferación de los establecimientos hosteleros, que «ha ocasionado la difícil convivencia entre el descanso de los vecinos y el deber mercantil de los establecimientos», según el portavoz de IU, Francisco Matas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos