La plataforma de Alhaurín el Grande por un segundo equipo médico tira la toalla por falta de apoyo

Última concentración de la plataforma por la sanidad de Alhaurín el Grande. /A. Bravo
Última concentración de la plataforma por la sanidad de Alhaurín el Grande. / A. Bravo

Abandonan su calendario de movilizaciones y dejan la solución a la falta de personal sanitario en manos de los políticos

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Todos los viernes en la puerta del centro de salud, desde hace tres semanas hasta abril, cambiando de escenario con la intención de llegar al Parlamento Andaluz. Esa fue la ambiciosa respuesta que la Plataforma en Defensa de Alhaurín el Grande propuso a la falta de avances en sus principales reivindicaciones. Decididos a conseguir un segundo equipo médico de urgencias para la localidad, los miembros del colectivo presentaron sus concentraciones como el regreso de los vecinos a las calles, que en 2015 sumaron 4.500 voces pidiendo a la Consejería de Salud más personal médico. Ayer, sin embargo, los portavoces anunciaron que tiran la toalla «por falta de apoyo vecinal».

Los portavoces de la plataforma, Josema Martín y Salvador García, explicaron ayer a SUR tras la última manifestación frente al centro de salud el porqué de esta decisión: «Los viernes atrás hemos visto que la asistencia de vecinos ha ido bajando; nos hemos dado cuenta de que se nos agotan los recursos». Ambos apuntan que eran conscientes de lo ambicioso de las siguientes movilizaciones, que incluían un maratón de concentraciones este mismo fin de semana. «Antes de estrellarnos hemos decidido pasarle el testigo a los políticos; dejamos la plataforma abierta pero cesamos las actividades porque nos estábamos desgastando y parece que a la gente ya no le importa. Se decidió dar este paso por mayoría de la junta de la plataforma, el próximo lunes compareceremos ante medios y vecinos para explicar nuestros motivos», apuntan los portavoces.

Este colectivo nació tras un episodio que se ha repetido varias veces en el municipio: un vecino sufre problemas de salud durante el horario de urgencias. Acude al centro sanitario de la localidad, pero no hay médicos. El equipo ha salido a atender una emergencia en el entorno de referencia de la localidad, que abarca varias pedanías. Cuando la ambulancia debe salir, en muchos casos tarda varias horas en volver, dejando a los alhaurinos a su suerte y dependiendo de sus propios recursos para llegar al Hospital del Guadalhorce, que de momento no funciona al cien por cien.

Primeros casos

Cuando ocurrió el primer caso, se propagó por los vecinos un espíritu reivindicativo que desencadenó en una movilización espontánea por las calles del casco urbano. A los pocos días, ya constituida y organizada la plataforma, se convocó otra marcha, esta vez programada, a la que acudieron 4.500 personas. Obtuvieron la atención de la Delegación de Salud, que les ha atendido numerosas veces aunque sólo ha podido atender algunas de las exigencias más superficiales, correspondientes al estado de conservación del centro sanitario y a las consultas de enfermería.

La última reunión que la plataforma mantuvo con la Delegación fue tras la que se anunció la vuelta a las movilizaciones, ya que les volvieron a emplazar a que se aplique el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, que está en plena fase de redacción y del cual aún no hay novedades. Pese a la falta de apoyo por parte de las instituciones, que mantienen el centro de salud en el mismo estado que hace tres años, cuando la plataforma ha decidido volver a la calle, los vecinos no han mostrado el mismo apoyo de entonces. El colectivo cuelga así sus pancartas, a la espera de que sean los políticos del municipio los que luchen por la sanidad de Alhaurín el Grande.

En el inicio de las reivindicaciones, el Ayuntamiento mostró su apoyo a la causa, aunque en esta última fase no ha habido movimientos oficiales por parte de ningún partido. Se abre la puerta a que tanto el equipo de gobierno como la oposición tomen el relevo y lleven por la vía política las quejas que los vecinos se han cansado de reclamar. García y Martín se reunieron con la alcaldesa del municipio, Toñi Ledesma, que se ha comprometido a convocar a la Junta de Portavoces del consistorio para evaluar la forma de abordar la solicitud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos