Piden cambiar el PGOU para darle uso turístico a parcelas junto al fondo del Tajo

Al fondo, el parque Sierra de Grazalema. /SUR
Al fondo, el parque Sierra de Grazalema. / SUR

Cerca de medio centenar de propietarios solicitan la modificación del documento, que permitirá reactivar actividades agrícolas y ganaderas

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Alrededor de 40 propietarios de parcelas situadas junto al fondo del Tajo, en el límite del paraje conocido como la Hoya del Tajo, han manifestado al Ayuntamiento su intención de solicitar a esta administración una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permita reactivar las actividades agrícolas y ganaderas actualmente permitidas y contemplar el uso turístico de este suelo, catalogado como de gran protección, según explicó el concejal de Obras y Urbanismo del Consistorio rondeño, Francisco Márquez. Éste no precisó cuántas hectáreas se verían afectadas, aunque sí estimó que son en torno a 100 las familias que se beneficiarán de este cambio en el documento de planeamiento urbanístico de la ciudad del Tajo, vigente desde 1994.

«Se trata de una importante zona del término de Ronda, en el límite de la Hoya del Tajo, que no se tocaría, afectada también por la normativa del Parque Natural Sierra de Grazalema», dijo Márquez, al tiempo que expresó que la innovación se podría hacer conjuntamente con el Ayuntamiento de Montecorto, por afectar también a su término.

«Se trata, en su mayoría, de construcciones, algunas habitadas, otras no, de cortijos. No se contemplaría la posibilidad de ampliar las construcciones, pero sí, como he señalado, de ampliar los usos agrícola y ganadero, y equiparar la normativa a la del Parque Natural Sierra de Grazalema, e incorporar el turístico, algo que creo que redundaría en el desarrollo económico de la zona e incluso frenaría la despoblación», manifestó Márquez.

Se calcula que en torno a cien familias se beneficiarían de esta modificación

Como asociación

Estos propietarios se están constituyendo en una asociación, aseguró el concejal, que prevé mantener la próxima semana una reunión con el colectivo. «Precisamente nuestro planeamiento habla de potenciar la agricultura y ganadería y, sin embargo, la normativa de este parque natural lo permite y nuestro planeamiento no. En que cabeza cabe que se obligue a tener una sala de ordeño y que el Ayuntamiento no pueda conceder ese tipo de licencia», expresó el edil.

Caber recordar que el Ayuntamiento de Ronda lleva más de diez años intentando revisar su PGOU, una tarea que se ha convertido en la gran asignatura pendiente de los distintos equipos de gobierno y que sigue encontrando piedras en el camino, por lo que en la actualidad está recurriendo a la tramitación de diferentes innovaciones como herramienta permitida.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos